El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha confirmado este martes su reunión secreta del pasado domingo en Madrid con el presidente catalán, Artur Mas, y el líder del PSC, Pere Navarro, y ha explicado que su propuesta fue "abrir un diálogo con Cataluña para encontrar una fórmula de convivencia".

En una entrevista en Onda Cero, Rubalcaba ha reconocido que su discrepancia con Mas y Navarro sobre el derecho a decidir "sigue encima de la mesa", pero ha argumentado que como esa discusión "no conduce a ningún sitio" y "no hay acuerdo posible" su empeño es ir al "fondo de la cuestión".

A su juicio, esto supone avanzar en la convivencia entre España y Cataluña, tender puentes de diálogo con esa comunidad y pactar una reforma constitucional que dé solución a los problemas de la estructura territorial.

"Yo lo que propongo a Mas y a Cataluña es hacer lo mismo que hace 35 años y es buscar con diálogo un sistema en el que nos sintamos más cómodos, pensando que ese sistema afecta también al resto de España", ha afirmado.

Rubalcaba ha argumentado que Cataluña y España llevan muchos siglos juntos, con "momento difíciles" y otros "muy buenos", especialmente los vividos en los últimos 35 años.

En su opinión, ha llegado el momento de revisar el modelo que ha servido durante esos 35 años y para hacerlo hay que "hablar con Cataluña y buscar fórmulas de entendimiento".

El líder del PSOE ha subrayado que su idea de la reforma de la Constitución es "la misma" que tiene Navarro y que los tres quedaron en seguir hablando.

Ha recordado que su propuesta de reforma constitucional no sólo afecta al ámbito territorial, sino también al social y al político, y ha hecho hincapié en que en ese marco "cabe abrir un diálogo con Cataluña para encontrar una nueva fórmula de convivencia que nos sirva para varios siglos más".

Durante el encuentro del domingo, los tres también hablaron "mucho" de economía y "bastante" de Europa y del déficit, y Rubalcaba apoyó la demanda de que el Gobierno de Mariano Rajoy reparta la flexibilización del objetivo de déficit que logre en Europa con las comunidades autónomas.