El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado en el Congreso que el sosiego y la discreción son en muchas ocasiones buenos consejeros y no la notoriedad o el exhibicionismo, y ha dicho que la Ley de Transparencia será un buen paso adelante y una de las más avanzadas de Europa.

En respuesta a una pregunta de la diputada de UPyD Rosa Díez en la sesión de control al Gobierno, que le ha reprochado la ausencia de explicaciones a los ciudadanosreprochado la ausencia de explicaciones a los ciudadanos, Rajoy ha dicho que su Gobierno ha sido el primero en la historia de la democracia en traer una Ley de Transparencia y ha pedido consenso a los grupos para sacarla adelante.

Rajoy ha salido al paso de las acusaciones de Rosa Díez respecto a sus reuniones "secretas" con la Casa Real o con los presidentes de Cataluña, Artur Mas, y del País Vasco, Iñigo Urkullu, y ha señalado que "el sosiego, la tranquilidad y la discreción son buenos consejeros en muchas ocasiones y que no lo es tanto el exhibicionismo o la notoriedad".

La líder de UPyD, sin embargo, ha insistido en reprocharle su "secretismo" también en la reunión que mantuvo en Roma con el Papa, algo que -ha dicho- que no entiende "a no ser que sea secreto de confesión".

Ha hecho hincapié en la falta de transparencia del Gobierno y ha acusado a Rajoy de gobernar por real decreto, despreciar al Parlamento y comparecer sólo cuando "no tiene más remedio" por obligación constitucional.

El jefe del Ejecutivo ha insistido en su respuesta en que se reúne con mucha gente para escuchar y hablar, que, además de las reuniones con Más y Urkullu, ayer mantuvo contactos con dos presidentes autonómicos y que esto entra dentro de la total "normalidad".

Además, ha recordado que las decisiones sobre fiscalidad y financiación autonómica se adoptan en la Comisión Mixta y el Consejo de Política Fiscal y Financiera.

"¿Cómo se puede liderar un país manteniéndose oculto de los ciudadanos"?, ha remarcado en su réplica la diputada de UPyD, subrayando la importancia de que esto ocurra en una situación de "brutal crisis política, económica y social".

Díez ha indicado que España necesita un liderazgo para recuperar el rumbo y la confianza, y ha considerado que eso no se logra de la manera en la que lo está haciendo el presidente del Gobierno.

Rajoy ha negado estas acusaciones y ha explicado los avances que va a suponer la Ley de Transparencia que, que junto a la ley de financiación de partidos y la reforma del Código Penal, reforzará los controles y obligaciones de las administraciones públicas.

Así, ha dicho que el proyecto tendrá un triple alcance en el control de la actividad pública, de las subvenciones y contratos de las administraciones y el derecho a la información.