Los habitantes de las localidades gerundenses de Vilopriu y Foixà han sido confinados en sus domicilios y una decena de masías y viviendas de estas poblaciones y también de Colomers y del núcleo de Pins han tenido que ser evacuadas por un incendio forestal que ha quemado ya unas 80 hectáreas.

Según han informado fuentes de los bomberos de la Generalitat, el fuerte viento de tramontana, con ráfagas de hasta 50 kilómetros por hora, está haciendo que el incendio se extienda con rapidez en dirección sur.

Los servicios meteorológicos prevén que el fuerte viento continúe durante toda la madrugada.

Las llamas han atravesado el río Ter y han llegado al Bosque de Torrent, al norte de Foixà, y se está trabajando con maquinaria pesada en el flanco derecho del incendio para asegurar el perímetro de este lado y evitar que se genere un foco secundario en esta zona, donde hay una gran superficie forestal.

El incendio, que ha quemado ya unas 80 hectáreas de vegetación forestal y agrícola, ha obligado a cortar dos carreteras, la GV-6232, que une Vilopriu y Camallera, y la GI-634, que une Colomers y Jafre.

Un total de 47 dotaciones de los Bomberos de la Generalitat están trabajando en las labores de extinción de este incendio forestal, según las fuentes.

Dos fincas del núcleo de Pins han sido evacuadas y las dos personas que se hallaban en ellas han sido trasladadas por efectivos policiales a Camallera sanas y salvas.

Tampoco había ningún herido entre las trece personas que han sido evacuadas de las ocho casas desalojadas en la calle Comerç de Colomers.

El conseller de Territorio y Sostenibilidad, Santi Vila, se ha desplazado a Camallera para supervisar las labores de extinción y está previsto que ofrezca una rueda de prensa en breve para informar de la evolución del incendio.