El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, decidió este domingo interrumpir la visita oficial que realiza a Irán para viajar a Bruselas y asistir este lunes a la reunión extraordinaria de los ministros de la Unión Europea para abordar la situación en Ucrania.

García-Margallo, que llegó anoche a Isfahán para una visita de tres días, se desplazará este domingo a Teherán -estaba previsto para el lunes- para reunirse con el presidente de Irán, Hasan Rohaní, y el ministro de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, con quien tiene previsto ofrecer una rueda de prensa conjunta.

Nada más concluir estos encuentros viajará a Bruselas para asistir a la reunión, convocada por la alta representante de la Unión Europea, Catherine Ashton, para abordar la situación en Ucrania tras el aumento de la tensión en la península de Crimea.

La convocatoria del encuentro en Bruselas -que tendrá lugar el lunes a las 12.00 hora GMT- se produce después de que el Senado de Rusia autorizase el empleo de tropas rusas para estabilizar la situación en la región autónoma ucraniana de Crimea, de mayoría de población de origen ruso.

El ministro español mantuvo una breve reunión en Isfahán con el gobernador de la provincia y, a continuación, se desplazará a Teherán.

García-Margallo iniciaba en Isfahán una visita oficial a Irán, la primera de una autoridad española desde 2005, con la que busca apoyar las negociaciones entre este país y el Grupo 5+1 para buscar un solución definitiva al litigio por el programa nuclear.

Explorar las posibilidades que se abren en las relaciones bilaterales entre España e Irán tras el acuerdo sobre el programa nuclear y contribuir a que sigan las negociaciones de forma "constructiva" entre la República Islámica y el Grupo 5+1 (Rusia, EEUU, China, Reino Unido y Francia, más Alemania) son los objetivos del viaje, según fuentes diplomáticas.