El Rey se ha mostrado hoy de excelente humor en su audiencia con el ministro ruso de Exteriores, Serguei Lavrov, al que ha recibido ayudándose para caminar de un bastón, del cual espera librarse dentro de poco, según ha asegurado a los periodistas de Zarzuela, a los que ha prometido regalárselo.

"De aquí a poco, ya sin el bastón", ha manifestado espontáneamente el Monarca a los informadores según avanzaba por el Salón de Audiencias, camino de su despacho, seguido de sus invitados, entre ellos el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, con los que acababa de posar para la prensa.

A su primer comentario ha seguido una broma dirigida también a los reporteros, ya que les ha prometido: "¡Os regalaré el bastón!". Ha habido quien ha recogido el guante y hasta ha planeado subastarlo después en e-Bay.

Don Juan Carlos fue operado de la cadera el pasado mes de noviembre y prosigue su proceso de recuperación, ya que si al principio precisaba de dos muletas para andar, después sólo empleaba una sola y, más recientemente, un bastón.

Esta evolución coincide con las previsiones del cirujano que le operó, Miguel Cabanela, quien calculó que gracias a la prótesis definitiva implantada en la cadera izquierda, el Monarca podría desprenderse de los apoyos en la próxima primavera.

"Es predecible que en primavera pueda caminar sin nada", afirmó este prestigioso especialista de la Clínica Mayo de Minnesota (EEUU) después de intervenir por segunda vez al Rey para solventar la infección provocada por una prótesis anterior.

Don Juan Carlos ya usó bastón en vez de una muleta en los actos oficiales a los que asistió el domingo pasado y ayer lunes en Bilbao, y su buen aspecto fue elogiado por algunos de sus interlocutores en el Foro Económico Global celebrado en esta ciudad.

Hoy, en el Palacio de la Zarzuela, ha posado durante más tiempo del habitual junto al ministro Lavrov, con quien ha intercambiado algunas palabras, en las que no han faltado carcajadas, ante los objetivos de las cámaras.

El titular ruso de Exteriores le ha saludado con dos besos, además de un apretón de manos; y después el jefe del Estado ha estrechado la mano de los demás asistentes a la audiencia, que han posado igualmente para la foto de familia.

Estaban el ministro Margallo, el viceministro de Exteriores ruso, Alexey Meshkov, el embajador de Rusia en España, Yuri Korchagin, y el embajador español en Rusia, Ignacio Carbajal.

Antes de mantener una reunión con todos ellos en su despacho, se ha visto al Rey reír con su invitado, quien le ha informado que había llegado hoy a España procedente de Túnez.