El juez del caso Gürtel en la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, ha imputado al hijo del extesorero del PP Ángel Sanchís por ayudar a Luis Bárcenas a blanquear dinero y le ha citado a declarar el próximo 18 de marzo, han informado fuentes jurídicas.

El juez, que ha acordado la citación de Ángel Sanchís Herrero (hijo) a petición del fiscal, le atribuye continuar las actuaciones iniciadas por su padre y que son objeto de investigación en este procedimiento.

Sobre el padre, Ángel Sanchís Perales, que fue tesorero de la entonces Alianza Popular entre 1982 y 1987, pesa una fianza civil de 8 millones de euros que le impuso el juez por haber supuestamente cooperado con el extesorero del PP Luis Bárcenas "en la ocultación de sus fondos de procedencia indiciariamente ilícita", hechos por los que le imputa también un delito de blanqueo de capitales.

El juez imputó al padre por este delito tras conocer que recibió transferencias por al menos tres millones de euros de cuentas que tenía Bárcenas en Suiza, que Sanchís Perales atribuye a un préstamo para sus negocios en Argentina.

Ruz cree que Sanchís padre, mediante distintas operaciones y diversas sociedades, también pudo ayudar a Bárcenas a "ocultar el verdadero origen de esos fondos, así como su real propietario, e incluso repatriar una parte de los mismos a España, dotándolos de una apariencia formalmente lícita".

Parte de ese dinero se escondió, según el juez, mediante una transferencia de tres millones hecha desde una cuenta de Bárcenas en Suiza a la sociedad Brixco, de Sanchís padre.

Es en la posterior inversión de ese dinero donde aparece implicado su hijo, ya que se depositó en una cuenta que la sociedad uruguaya Rumagol, que era manejada por Sanchís Herrero y por un testaferro de Bárcenas, tenía en la sucursal del HSBC de Nueva York.

Fuentes de la defensa de Sanchís padre, han indicado a Efe que su hijo contestará a todas las preguntas que le haga el juez porque "no tiene nada que ocultar".

Sanchís Herrero reside actualmente en Buenos Aires (Argentina) y es actualmente el presidente de La Moraleja, una empresa familiar dedicada a la producción y exportación de limones.

Otra parte de los tres millones transferidos a Brixco -concretamente 89.526 euros- se habrían "repatriado a España", según el juez, mediante ingresos en cuentas de Bárcenas, que Sanchís padre justificó como retribuciones a Bárcenas de un contrato de prestación de servicios entre La Moraleja y la empresa Conosur Land, del extesorero del PP.

Ruz considera estos movimientos sospechosos de un delito de blanqueo de capitales y cifra la cuantía de lo ocultado, siguiendo el criterio de la Fiscalía, en 6 millones de euros.