El Govern ha acordado hoy interponer recursos contra cuatro leyes -unidad de mercado, Lomce, evaluación ambiental y administración local- que considera una "reforma constitucional encubierta" porque cuestionan las competencias de la Generalitat.

En la conferencia de prensa posterior a la reunión del ejecutivo catalán, el conseller de Presidencia y portavoz del Govern, Francesc Homs, ha denunciado que la intención del Gobierno de Mariano Rajoy es "despojar" a la Generalitat de su capacidad de decidir sobre cuestiones institucionales, lingüísticas, económicas y medioambientales.

"Es una reforma constitucional encubierta y por la puerta de atrás", ha reprochado Homs al Gobierno central.

Ante esta situación "grave y creciente", el portavoz ha explicado que el próximo 6 de abril, en el aniversario del centenario de la Mancomunidad, el Govern y las diputaciones escenificarán el rechazo a esta voluntad del Estado de, según Homs, "dejar al pie de los caballos las instituciones de Cataluña" y "desvirtuar" las competencias autonómicas.

"Los que se llenan tanto la boca hablando de Constitución deberían ser honestos y aplicar el programa de transformación -de la Carta Magna- de forma transparente", ha añadido Homs.

El Govern estima que la Ley de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local (LRSAL) vulnera las competencias de la Generalitat y de los municipios.

En la misma línea, esgrime que la Ley Orgánica de Calidad Educativa (LOMCE) es contraria a la Constitución, al Estatut y a la doctrina del Tribunal Constitucional.

En cuanto a la ley de garantía de la Unidad de Mercado, el Govern interpone recurso alegando que afecta el sistema de organización política y territorial de Cataluña y pone en riesgo el modelo económico.

En lo que se refiere a la ley de evaluación ambiental, el Ejecutivo catalán interpone recurso por la posible invasión de competencias en una veintena de artículos y dos disposiciones finales.