Unos 1.500 inmigrantes subsaharianos han asaltado esta madrugada la frontera de Ceuta divididos en varios grupos, aunque ninguno de ellos consiguió entrar en la ciudad autónoma.

Según han informado a Efe fuentes de la Delegación del Gobierno en Ceuta, la primera oleada se ha producido a las 05.30 horas y ha estado protagonizado por unos 1.200 subsaharianos que han intentado acceder a la frontera en tres grupos.

El primero de ellos, compuesto por unos 400 inmigrantes, ha tratado de acceder por el perímetro fronterizo a la altura de las instalaciones de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), mientras que un segundo grupo, integrado por unas 300 personas, ha intentado entrar a la carrera por la frontera del Tarajal.

En los dos casos las fuerzas marroquíes consiguieron rechazar a los inmigrantes, por lo que los 500 inmigrantes que estaban esperando optaron por darse la vuelta y huir.

Dos de los cuatro puestos fronterizos que separan Melilla de Marruecos han tenido que cerrar sus puertas.

Sobre las 08.30 horas el puesto fronterizo de Beni Enzar, el principal de todos, ha tenido que cerrar sus puertas al tránsito rodado de vehículos, un cierre que se ha prolongado durante unos veinte minutos.El tránsito de personas a pie también se ha visto interrumpido en dicho puesto alrededor de cinco minutos, restableciéndose la normalidad posteriormente.

Paralelamente, otros 50 inmigrantes trataban de entrar por el lugar conocido como "Tarajal II", un espacio donde se está construyendo una nueva entrada en Ceuta para el tránsito de mercancías.

Estos 500 inmigrantes también han sido rechazados por la Gendarmería marroquí, mientras que la Policía Nacional y la Guardia Civil han mantenido un operativo especial en la zona ante la posibilidad de que accedieran al territorio nacional.

La buena coordinación entre las fuerzas de seguridad españolas y marroquíes ha posibilitado que todos los inmigrantes hayan sido rechazados a pie de frontera, según las citadas fuentes.

Al contrario de lo sucedido el pasado 6 de febrero, ninguno de los inmigrantes se han lanzado al mar para intentar entrar en Ceuta.

El intento más numeroso

El intento de asalto registrado en la frontera de Ceuta, protagonizado por 1.500 subsaharianos, es el más multitudinario que se ha producido en esta ciudad autónoma, ya que hasta ahora estos intentos de entrada no habían superado los 400 inmigrantes.

Según han informado a Efe fuentes policiales, hasta el momento el más numeroso se había registrado el 17 de octubre de 2013 cuando unas 400 personas intentaron entrar en la ciudad por dos vías: la frontera del Tarajal y el puente del Biutz.

En este caso, los inmigrantes fueron rechazados por las autoridades marroquíes, sin que ninguno de ellos consiguiera entrar en el territorio nacional.

El resto de los intentos de entrada habían sido protagonizados por grupos de entre 100 y 350 inmigrantes.

El más dramático ocurrió el pasado día 6 de febrero cuando unos 250 inmigrantes subsaharianos intentaron saltar la valla y pasar a nado, y 15 de ellos murieron ahogados.

El 17 de septiembre de 2013 se registró el último intento de entrada masiva con éxito, ya que un total de 91 inmigrantes subsaharianos alcanzaron la playa del Tarajal de un grupo de unos 350 inmigrantes que lo habían intentado.