El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aterrizó en Madrid sobre las 22:00 de este viernes horas en el Falcon 900 del Ejército del Aire que registró un fallo mecánico que le obligó a volver al aeropuerto de Dublín a los pocos minutos de despegar, han confirmado a EFE fuentes de Moncloa.

Tras subsanarse el aviso de avería, el avión de Rajoy ha despegado poco antes de las 20.00 horas de Dublín para regresar a Madrid, sin que fuera necesario utilizar el avión que fue enviado desde la capital española tras conocerse la incidencia, según indicó a Efe Defensa.

El Ministerio ha calificado el encendido de la "luz de aviso de fallo mecánico" del Falcon como un fallo menor y ha aclarado, en un comunicado, que el envío de otro avión a Dublín se realizó en virtud del procedimiento que se sigue en estos casos, y que informa al Centro de Operaciones del 45 Grupo del Ejército del Aire de la incidencia para que se ordene de inmediato el despegue de otra aeronave.

Ha indicado que, tras el primer despegue, el Falcon tuvo que regresar al aeropuerto de la capital irlandesa después de haber ascendido a casi 100 metros y tras detectarse el encendido de un testigo que alertaba sobre una avería en el motor dos, aunque no fue necesario "declarar emergencia en vuelo".

No es la primera vez que un avión del 45 Grupo del Ejército del Aire sufre una avería, la más reciente el pasado 26 de enero, cuando el Airbus 310 en el que el Príncipe de Asturias viajaba desde República Dominicana a Honduras tuvo que regresar al aeropuerto de Santo Domingo, donde había hecho una escala técnica.

Rajoy se encontraba en la capital irlandesa para participar en el Congreso del Partido Popular Europeo (PPE).