La Policía Nacional de Ceuta considera que las avalanchas en las fronteras de Ceuta y Melilla se están produciendo por la intención de los inmigrantes subsaharianos de acortar su espera en Marruecos.

Fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Ceuta han explicado a los periodistas que la táctica de entrar en grupo es relativamente nueva y que la misma tiene su origen en la pretensión de los inmigrantes de alcanzar España a la mayor brevedad.

Los policías han estimado que los inmigrantes han descubierto que los asaltos masivos suponen una manera de estar menos meses esperando en Marruecos e intentan una fórmula para acceder al territorio nacional de una manera rápida.

Los agentes consideran que los subsaharianos han comprobado que los intentos de entrar en Ceuta y en Melilla en grandes grupos de no menos de cien personas son una solución para acortar los tiempos de espera en Marruecos, donde suelen vivir en condiciones infrahumanas escondidos en los montes.

Las mismas fuentes han destacado que muchos de los inmigrantes que intentan llegar a territorio español mantienen contacto con amigos o familiares que ya están en España o en el resto de Europa.