El magistrado de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez, que presidió el tribunal que condenó a los autores de los tentados del 11M en Madrid, de los que mañana se cumplen diez años, cree que no hubo una orden directa de Al Qaeda para cometer estas atrocidades.

En declaraciones a la emisora Catalunya Ràdio, el juez ha dicho: "Creo que hubo una influencia 'alqaedista' en el 11M, estoy convencido, como todos los estudiosos e investigadores que se han acercado a este tema, pero no creo que esté nada claro que hubiera una orden directa de Al Qaeda de cometer el atentado y la forma de cómo se cometió".

Gómez Bermúdez ha reconocido que, visto en perspectiva, le quedaron algunos flecos en el juicio.

"Hay dos tipos de insatisfacciones: una, aquellos que se pusieron extramuros de la justicia, como Ouhnane, por ejemplo, que nunca lo juzgamos, pero por la célula de Abu Dahdah, porque se fugó. Y otra fuente de insatisfacciones es que, al pasar el tiempo y repasar mentalmente las cosas que estudiamos y dimos por probadas, puede que en algún procesado del 11M hubiéramos podido afinar más", ha señalado el magistrado.

Gómez Bermúdez también ha afirmado que el decreto-ley del Gobierno español no sólo acaba con la investigación de este tipo de delitos, sino que también afectará a otras investigaciones, como la lucha contra el narcotráfico.