La Dirección de Investigación Criminal e Interpol de la Policía colombiana, en colaboración con la Guardia Civil en España, ha detenido en Colombia a un pediatra acusado de abusar sexualmente de seis menores en la zona del Levante de Almería, donde ejerció en un centro de salud, así como de otros cuatro en su país, todos ellos de edades comprendidas entre los 7 y 12 años, según la Policía colombiana y los medios locales.

Fuentes de la Guardia Civil han explicado a Europa Press que el detenido, identificado como Carlos Alexander Rodríguez Linares de 42 años y natural de Colombia, ejerció como pediatra en el municipio almeriense de Pulpí, de donde parten algunas de las denuncias. No obstante, la investigación trata de esclarecer si el detenido habría abusado también de otros menores en Cataluña, donde residió durante un tiempo.

Según el diario 'El Colombiano', que cita a la directora de Interpol Colombia, Julieth Cure, en España el presunto pederasta ejerció como pediatra en Andalucía y usaba sus consultas como un primer acercamiento a los niños, varones e hijos de madres solteras o divorciadas, tal y como adelanta también en su edición de este jueves el diario Ideal.

Rodríguez actuaba solo, usaba a su hijo para acceder a los demás menores y se ofrecía a cuidarlos los fines de semana, apadrinarlos y pasearlos por la playa para tener un contacto permanente con ellos y no ser descubierto por sus padres, mientras progresivamente abusaba de los niños.

El presunto pederasta ha sido arrestado en el Barrio Las Mejoras Públicas de la ciudad de Bucaramanga en Colombia. El detenido tendrá que responder ante las autoridades judiciales de los dos países, ya que en Colombia se enfrenta a cargos por presuntos abusos cometidos cuando ejerció de médico rural en el municipio de Páez, en el departamento de Boyacá.

Las autoridades españolas ha solicitado su extradición por abusos sexuales y, de ser extraditado, podría llegar a pagar una pena máxima de hasta 34 años de prisión en España. El intercambio de información y la cooperación policial internacional Colombia-España han permitido la ubicación y captura de delincuente.