El Rey ha completado ya el proceso de recuperación intensiva iniciado hace cuatro meses, tras su última operación de cadera, ha reducido a la mitad sus sesiones diarias de ejercicios y hoy ha comentado en tono distendido su mejoría física con los nuevos embajadores que ha recibido en el Palacio Real.

"Dentro de poco, estaré corriendo", ha bromeado con la representante diplomática de Omán, Kifaya Jamis Miyah al Raisi, en respuesta a una pregunta suya sobre este proceso, y ha contestado también al interés mostrado por el embajador marroquí, Mohamed Fadel Benyaich, con una respuesta en la que ha explicado que se encuentra mejor, "a base de mucho esfuerzo diario".

Según ha informado hoy un portavoz de la Casa del Rey, los avances en la rehabilitación han permitido a don Juan Carlos iniciar esta semana una segunda fase, denominada "recuperación de mantenimiento", que requiere solo una sesión diaria de ejercicios, por la mañana, frente a las dos sesiones, de mañana y tarde, que seguía hasta ahora el Monarca.

Tanto en la fase intensiva anterior como en la actual de mantenimiento, el médico recuperador Fernando Serrano Pérez, jefe de Rehabilitación del Hospital Sur de Alcorcón, es quien dirige estas sesiones en la Zarzuela, en las que participa un fisioterapeuta, todo ello bajo la supervisión del jefe del Servicio Médico de la Casa del Rey, Miguel Fernández Tapia-Ruano.

El pasado día 31, el cirujano Miguel Cabanela, responsable de la operación de cadera del 23 de noviembre, acudió a la Zarzuela para someter al Monarca a una revisión médica en la que comprobó que su recuperación era satisfactoria y conforme a lo previsto, si bien le recomendó que siga usando bastón durante un tiempo por precaución.

Durante la ceremonia de entrega de cartas credenciales de seis nuevos embajadores celebrada hoy en el Palacio Real, el Rey, animado y con buen aspecto, ha utilizado el bastón para caminar, pero ha prescindido de él para recibir de pie a cada uno de los representantes diplomáticos.

El próximo domingo, don Juan Carlos acudirá a Abu Dabi en su primer viaje fuera de Europa tras el alta hospitalaria que recibió el pasado 2 de diciembre, una visita a Emiratos Árabes Unidos y Kuwait a la que seguirán, entre abril y junio, nuevos viajes al Golfo Pérsico para visitar Omán, Baréin, Arabia Saudí y Catar.

En este mismo trimestre, la agenda del Rey incluye el Día de las Fuerzas Armadas, una actividad cuyo programa todavía no está cerrado, aunque es previsible que, al igual que el año pasado, el Monarca presida un acto organizado por Defensa en Madrid.