El senador socialista Marcelino Iglesias se ha despedido este miércoles de sus compañeros de la Junta de Portavoces de la Cámara Alta en previsión de que la Ejecutiva del PSOE designe el próximo lunes a su sustituto.

Iglesias ha señalado al término de la reunión de la Junta de Portavoces que es "natural" que la nueva Ejecutiva, que ahora está liderada por Pedro Sánchez, elija a un nuevo portavoz en el Senado para que tenga "su propio estilo".

El nombramiento del nuevo portavoz, según fuentes parlamentarias, será ratificado el martes en una reunión conjunta en el Congreso de los grupos del PSOE en ambas cámaras, que deberán votar a sus nuevos dirigentes.

Si bien ya se conoce que Antonio Hernando será el portavoz socialista en el Congreso, aún no se sabe quién será el sustituto de Iglesias en el Senado.

Para ocupar el cargo se baraja el nombre del exsecretario de Organización del partido Óscar López, que previsiblemente será elegido senador la próxima semana por el pleno de las Cortes de Castilla y León, o de una de las trece mujeres que actualmente integran el grupo parlamentario.

"La nueva Ejecutiva tiene que tener sus propios portavoces", ha dicho Iglesias, quien continuará en la Cámara Alta como senador por designación autonómica y quien, según ha asegurado hoy, ya habló "hace tiempo" con el nuevo secretario general del PSOE sobre "cómo veía" él el grupo y el Senado.

Iglesias ha recibido la felicitación unánime del resto de portavoces por su labor al frente del grupo socialista, así como de los miembros de la Mesa, entre ellos del vicepresidente del Senado, Juan José Lucas, quien ha destacado que será difícil encontrar un nuevo portavoz que concite tanta unanimidad, "incluso por parte del Gobierno", ha dicho.

Lucas ha resaltado la "humanidad" que imprime Iglesias a la acción política y ha incidido en la importancia de que en el Senado "haya gente con experiencia, no aficionados ni meritorios".

Por otra parte, el vicepresidente ha informado del pleno de la próxima semana, al que no acudirá el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Tampoco asistirán la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, ni los ministros de Defensa, Pedro Morenés; Empleo, Fátima Báñez; Industria, José Manuel Soria, y Hacienda, Cristóbal Montoro.

El pleno debatirá el proyecto de ley por la que se autoriza la ratificación de las enmiendas al Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional sobre crímenes de guerra y el crimen de agresión, así como las leyes de medidas urgentes en materia de refinanciación y reestructuración de la deuda empresarial y reguladora de las tasas de la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

También está previsto que Salvador Sedó i Alabart, de CiU, tome posesión como senador en sustitución de Eva Parera.