El PSOE ha rechazado hoy la propuesta del Partido Popular de crear una gran coalición contra el soberanismo en Cataluña, subrayando que no va a participar nunca ni a avalar "políticas de frentes".

Patxi López, secretario general de los socialistas vascos y responsable de Acción Política del PSOE, ha comparecido esta tarde para responder en nombre del Partido Socialista a la oferta del PP al PSC, Unió, UPyD y Ciutadans para formar un frente antiindependentista en Cataluña.

"Quiero dejar bien claro desde el principio que los socialistas no estamos para armar frentes que separan sino para tender puentes que unan. Ante una trinchera, no vamos a levantar otra", ha subrayado López.

El PSOE, ha agregado, "ha propuesto desde el origen de este asunto una política de puentes, que de la mano del diálogo busque soluciones".

Ha recordado que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, le manifestó esta misma semana al president Artur Mas que los socialistas están "en radical desacuerdo con la consulta ilegal (en Cataluña), no solo por ilegal, sino porque lo único que conseguiría es la fractura de la sociedad catalana".

Esto, el rechazo a la consulta, es algo que "podemos compartir con otras fuerzas políticas, pero esa coincidencia no nos va a llevar nunca a materializar frentes que ahonden más en la división", ha insistido.

Para López, "ante el desafío secesionista el Gobierno de Rajoy y el PP han mantenido una posición inmovilista, sin dar un sola respuesta, sin hacer una propuesta, pensando que los problemas se arreglaban solos, y quieren ahora que otros asumamos la responsabilidad que no han asumido ellos, y además, de la misma manera, sin propuestas, el frente por el frente".

"Se pudiera pensar que algunos plantean coaliciones para arrojar a otros la responsabilidad y ocultar su propio fracaso, y a eso no vamos a jugar", ha subrayado.

La propuesta del PSOE, ha recordado, es una reforma federal de la Constitución. "Buscamos un acuerdo ciudadano, no coaliciones que se enfrenten entre sí. No estamos dispuestos a enfrentar un nacionalismo con otro, porque un planteamiento de frentes puede convertir la casa común en una casa en ruinas", ha concluido.

Preguntado por el hecho de que sea él, que como lehendakari gobernó Euskadi apoyado por el PP, quien ha rechazado públicamente la oferta en nombre del PSOE cuando se "benefició" de esa unión, López ha contestado: "Ese es un argumento muy nacionalista. Yo no hice política de frentes; hubo un entendimiento para gobernar el país en unas circunstancias, y gobernamos para todos".