El exministro español de Agricultura, Miguel Arias Cañete, ocupará la cartera de Energía y Acción por el Clima en la nueva Comisión Europea (CE), anunció hoy el Ejecutivo comunitario.

La cartera de Energía no está entre las más importantes pero ha ido ganando protagonismo en los últimos años por el conflicto del gas entre la UE y Rusia. Además, interesa especialmente a España para impulsar la construcción de interconexiones que permitan convertir a la Península Ibérica en alternativa a Moscú.

Cañete, como el resto de los 27 comisarios propuestos por las capitales, deberá enfrentarse a la audiencia del Parlamento Europeo, cita que tendrá lugar entre el 29 de septiembre y el 3 de octubre, informaron fuentes parlamentarias.

Los socialistas españoles ya han avisado de que Cañete tendrá difícil pasar el examen por sus "declaraciones machistas" durante la campaña electoral. Pero el ex ministro de Agricultura no prevé problemas porque ya se disculpó y explicó que esas declaraciones no responden a su manera de pensar.

El presidente electo de la CE, el luxemburgués Jean-Claude Juncker, decidió que el representante español en el colegio de comisarios para el periodo 2014-2019, se ocupe de esa cartera conjunta, que en el actual Ejecutivo estaba repartida entre el alemán Gunther Oettinger y la danesa Connie Hedegaard.

Cañete, de 64 años y del Partido Popular Europeo, se entrevistó con Juncker el pasado jueves, e insistió en ese momento en que España debía obtener una cartera "importante" en el futuro Ejecutivo comunitario de acuerdo con el peso que tiene como país dentro de la Unión Europea (UE).

Juncker tuvo la semana pasada una intensa ronda de encuentros con los 27 candidatos propuestos por los Estados miembros para comprobar su idoneidad para el cargo y su espíritu europeo, e inmediatamente después comunicó el listado de futuros comisarios al Consejo de la UE, que dio su visto bueno el viernes.

La Comisión que propone Juncker está formada por 19 hombres y 9 mujeres, el mismo número de candidatas que en el último Ejecutivo de José Manuel Durao Barroso (2010-2014), en su mayoría conservadores.