La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha defendido hoy que en Democracia "se gobierna con la ley y no con manifestaciones" y los populares seguirán defendiendo la unidad de España por "mucho que nos peguen, insulten o por muchas sedes que nos quemen", ha advertido.

Cospedal ha participado hoy en el foro nacional de Nuevas Generaciones, que se celebra en Valencia, donde ha afirmado que cuando se pretende mandar Democracia y Estado de Derecho "a paseo", "vienen los totalitarios y las dictaduras, se llamen como se llamen".

"Cuando se olvida el Estado de Derecho y la Democracia vienen las actitudes excluyentes y los carnés de buenos y malos ciudadanos", ha destacado la dirigente popular, quien ha afirmado que no van a admitir que quienes defienden el derecho de los catalanes a ser catalanes, españoles y europeos "sean de peor condición".

Tampoco admitirán, según Cospedal, que los "radicales independentistas" les traten como ciudadanos de segunda, y ha defendido la validez de la Constitución de 1978 frente a quienes quieren cambiarla o ponerla "patas arriba para que el que gane sea el que más grite" o "el que más incumple la ley".

Ante un auditorio lleno de jóvenes militantes que han nacido en democracia, la secretaria general del partido les ha recordado que ésta ha costado mucho conseguirse y es necesario defenderla porque significa que "todos estamos sometidos al imperio de la ley" y que la soberanía nacional reside "en todo el pueblo".

Ha indicado que todo el pueblo español está representado en las Cortes Generales, que es donde se hacen la leyes, "entre todos y para todos las cumplamos, porque nadie puede estar por encima de la ley".

"Cuando alguien se sitúa al margen de la ley o da el mensaje de situarse al margen de la ley, lo que hace es negar la Democracia, el Estado de Derecho, el imperio de la ley y la igualdad ante la ley", o lo que es lo mismo, "mandar a la Democracia y al Estado de Derecho a paseo", ha advertido Cospedal.

En este sentido, ha lamentado que algunos pretendan gobernar "a golpe de concentración o manifestación", pues eso "no es lo que hacen las democracias".

Ha defendido que en las democracias "se gobierna con la ley y no con manifestaciones" y cuando eso se olvida, ha añadido, "vienen las actitudes excluyentes y los carnés de buenos y malos ciudadanos".

La dirigente popular ha asegurado que desde el PP no van a admitir que los que defienden, como ellos, la unidad de España, la integridad del país, el derecho de los catalanes a ser catalanes, españoles y europeos, a que no dividan a la sociedad catalana y no la separen de España y Europa, sean "de peor condición".

Tampoco aceptarán, ha dicho, que "los radicales independentistas" les traten como ciudadanos de segunda categoría y ha asegurado que seguirán defendiendo estas cuestiones por mucho que les insulten, por muchas sedes que les quemen y por mucha exclusión a la que les quieran llevar.

Así, ha indicado que cuando ayer en Tarragona a una compañera de Nuevas Generaciones "la acorralaron, insultaron, vilipendiaron y pegaron por pensar distinto a los radicales independentistas, eso es totalitarismo, exclusión y falta de democracia".

"Hay muchos ciudadanos que quieren ser ciudadanos de un país como España, que es tan generoso que tiene claro que su pluralidad es su riqueza", ha destacado la responsable del PP, para quien esta pluralidad está recogida en la Constitución del 1978, que defiende y seguirá defendiendo el PP.