El director del gabinete de la secretaría de Estado de Hacienda, José María Buenaventura, ha presentado su dimisión tras conocerse que fue uno de los beneficiarios de las tarjetas opacas de Caja Madrid.

Según han confirmado a EFE fuentes del Ministerio de Hacienda, Buenaventura presentó ayer su renuncia al secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre.

De acuerdo con los documentos que obran en poder de la Fiscalía Anticorrupción, José María Buenaventura gastó 63.000 euros con dichas tarjetas de crédito, emitidas al margen del circuito general y cuyos cargos se gestionaban de forma separada al resto de tarjetas de empresa de la entidad.

El ya exdirector de gabinete de Hacienda formó parte del consejo de Caja Madrid a propuesta del PP durante los cuatro años en los que fue jefe de gabinete del consejero de Hacienda de la Comunidad de Madrid.

Buenaventura es inspector de Finanzas del Estado desde 1999 y ocupaba la dirección del gabinete del secretario de Estado de Hacienda desde el 19 de enero de 2012.

Dimisión en el PSM

Mientras, el socialista Ángel Gómez del Pulgar ha abandonado también la Comisión Ejecutiva Regional del PSM, donde ocupaba un cargo de vocal, por el caso de las tarjetas 'opacas'.

Gómez del Pulgar ha tomado esta decisión tras conocerse las "líneas marcadas" por la dirección del PSOE respecto a este asunto que, según expuso su secretario general, Pedro Sánchez, abrirá un expediente informativo para estudiar cada caso.

Gómez del Pulgar entiende que su postura es "razonable", ya que ayer mismo el secretario general del PSM, Tomás Gómez, anunció que el PSOE tiene intención de personarse en el posible procedimiento legal que se abra a raíz de la investigación que la Fiscalía Anticorrupción lleva a cabo por el uso de estas tarjetas de crédito "opacas".

Hasta que la Ejecutiva Federal del PSOE desvele más nombres, Gómez del Pulgar es el único miembro del PSM del que oficialmente se tiene constancia que formaba parte de la cúpula de Caja Madrid entre los años 1999 y 2012, cuando se emitieron estas tarjetas al margen del circuito general, con la que gastó presuntamente 149.700 euros, según detectó Bankia en una auditoría interna.

También está involucrado en este caso José Acosta, histórico dirigente de la Federación Socialista Madrileña (FSM) que, a diferencia de Gómez del Pulgar, no ocupa actualmente ningún cargo en el PSM y que, como consta en el documento de Bankia sobre las tarjetas "opacas", podría haber gastado 62.300 euros.

Si finalmente en el expediente informativo que abra el PSOE sobre Gómez del Pulgar se verifica alguna irregularidad en el uso de tarjetas de crédito de la entidad, se procederá a su expulsión y se le pedirá que devuelva el dinero que haya gastado, como advirtió Pedro Sánchez.