El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha señalado hoy que el Gobierno seguirá impugnando todas las actuaciones de la Generalitat y el Parlament de Cataluña que no se ajusten a la ley, como hizo ayer el Ejecutivo al pedir al Tribunal Constitucional la anulación de la junta electoral de la consulta.

En declaraciones a los medios tras su intervención en el Congreso Internacional de Arbitraje, Catalá ha dicho que tanto la Abogacía del Estado como la Fiscalía están "dando seguimiento" a las actuaciones que están desarrollándose en torno a la consulta soberanista del 9N.

"Seguiremos evaluando si las actuaciones que se desarrollan son adecuadas al marco jurídico y, si no es así, continuaremos con la labor de impugnación y de traslado o al Tribunal Constitucional o al orden Contencioso Administrativo de las actuaciones que incumplen la ley", ha explicado.

En su opinión, el Gobierno trabaja para que "se cumpla la ley", porque existen unas normas que obligan a todos los gobiernos "y todos los poderes públicos", ha explicado en relación a las decisiones impulsadas por el Ejecutivo y el Parlamento autonómico catalán.