La mujer enferma de ébola fue aislada en el Hospital de Alcorcón con un simple biombo y un par de cintas, según informa Diarioenfemero.es, que cita fuentes del citado centro médico.

Personal sanitario de dicho hospital ha denunciado que no estaban preparados para protegerse cuando la contagiada llegó al hospital con síntomas de la enfermedad. Señalan que antes de ingresar acudió al Carlos III el domingo pasado, donde le dijeron que fuera a su hospital de referencia y que volviera si daba positivo, señala Diarioenfemero.es.

Las personas que la atendieron lo hicieron sin el equipo de bioseguridad adecuado para este tipo de casos, con el consiguiente riesgo de infección. Tan solo se emplearon mascarillas y muchos celadores se fueron posteriormente a su casa sin más, aseguran enfermeras a la mencionada página web.

Trabajadoras se niegan a limpiar

Por su parte, FeS-UGT-Madrid ha informado este martes que trabajadoras del servicio de limpieza del Hospital Universitario de Alcorcón se negaron ayer a limpiar la zona en la que estuvo la paciente a la que se le ha detectado ébola al "desconocer las medidas preventivas" para evitar la infección del virus.

"A pesar de ello, el Hospital requirió anoche la entrada de trabajadoras en la zona donde había sido tratada la paciente confirmada como positivo por infección del virus", han aseverado a través de un comunicado.

El sindicato ha recordado que, en aplicación de la coordinación de actividades empresariales marcada por la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, iba a ser el hospital el que facilitara a las trabajadoras, a través de personal cualificado para ello, la formación en medidas preventivas para acceder a la zona posiblemente infectada por haber estado en contacto con un paciente de ébola.

"Sin haber recibido esa formación e información sobre las medidas preventivas a adoptar, como las posibles formas de contagio o las características de los equipos de protección individual que deben utilizar y su correcta manipulación, la dirección del hospital dio ayer instrucciones para que el personal de limpieza procediera a entrar a limpiar en la zona", han apostillado.

Y todo eso "a pesar de la advertencia" de las delegadas de Prevención del Servicio de que el personal al que representan en el sentido de que "no tenían la capacitación necesaria ni se le había formado al respecto".

Ante la "indiferencia" de la petición por parte de la dirección y "en cuanto no se subsanara ese incumplimiento de la normativa en materia de Prevención de Riesgos", se procedió a "comunicar la paralización de la actividad de limpieza en la zona".