El hombre que anoche alertó a las autoridades sanitarias simulando tener ébola ha quedado en libertad con cargos tras prestar declaración ante el magistrado del Juzgado de Instrucción número 1 de El Puerto de Santa María (Cádiz).

F.J.G.G., de 40 años y vigilante de seguridad, ha quedado en libertad tras prestar declaración durante una hora y media, según informa la Policía Nacional en un comunicado.

Este hombre fue detenido anoche en la localidad gaditana de Puerto Real después de que llamara al Servicio Andaluz de Salud (SAS) asegurando ser un militar que acababa de llegar de Sierra Leona y presentaba los síntomas del virus del ébola, con lo que se activó el protocolo y se desplazó el equipo sanitario al lugar en el que se encontraba.

Los servicios sanitarios y la Policía comprobaron posteriormente que se trataba de un engaño que obligó a activar los protocolos de la comunidad autónoma de Andalucía, del Gobierno central y del Ministerio de Defensa.