La auxiliar de enfermería española contagiada por ébola, Teresa Romero, ha experimentado una "leve mejoría" aunque su estado sigue siendo grave, dijoeste martes el director del Instituto de Salud Carlos III de Madrid, Antonio Andreu.

"Día pasado, día ganado", aseguró a la prensa Andreu, en alusión a que ya han pasado quince días desde que Romero empezó a experimentar los primeros síntomas de la enfermedad.

La ligera mejoría experimentada por Romero, de 44 años, "da esperanzas" al equipo médico que le atiende.

En cuanto a las quince personas consideradas de alto riesgo por haber tenido contacto con la enferma en días pasados y que están en cuarentena en el Hospital Carlos III ninguna de ellas tiene fiebre ni presenta síntomas de ébola, añadió Andreu.

Para todos ellos la situación de riesgo acabará el 27 de octubre, transcurridos los veintiún días en los que se incuba y desarrolla el virus.

El doctor Andreu no quiso informar acerca de qué sueros o productos se están administrado a Romero, con el argumento de que forma parte "del secreto médico".

Por otra parte, el científico dijo que el comité que gestiona la crisis del ébola en España no considera necesario que los cooperantes españoles que ayudan en zonas donde está presente el virus sean sometidos a cuarentena cuando regresen al país, siempre que no presenten algún síntoma.

Las palabras de Andreu se unen a las dichas horas antes por el médico Fernando de la Calle, uno de los que atiende a la auxiliar de enfermería ingresada el 6 de octubre. "Es verdad que, estadísticamente, pasados ciertos días de la enfermedad, superada cierta barrera, los que han sobrevivido tienen más probabilidades de salir adelante", precisó este facultativo.

El límite se fija en los 14 ó 15 días desde la aparición de los primeros síntomas, lo que indica que, en el caso de Romero, las próximas horas serán cruciales para determinar sus posibilidades de curación.

También el jefe de servicio de Microbiología del Hospital Universitario 12 de Octubre y miembro del comité científico designado por el Gobierno, Rafael Delgado, en declaraciones a la Cope recogidas por Europa Press se ha rferido a este periodo de tiempo.

"Pasado ese periodo (de 15 días) las esperanzas de una recuperación completa van aumentando, pero hay que ser prudentes porque pueden darse situaciones después de este periodo", ha explicado Delgado.

Delgado no ha querido dar información sobre el caso concreto de Romero, afirmando que deben ser sus médicos quienes lo hagan y siempre con su consentimiento, pero ha apuntado que "es de dominio público que hay informaciones esperanzadoras", aunque "es una enfermedad complicada, sujeta a todo tipo de vicisitudes".

Que se superen los 15 días, ha dicho, "es una buena señal" porque la experiencia demuestra que es "la fase más delicada", pero ha insistido en ser prudente porque "no es garantía de recuperación". Entre otras cosas, ha avisado de que aunque se cure la infección pueden presentarse otro tipo de complicaciones.