El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, obtuvo una bonificación del 30 por ciento en el tipo de interés de la hipoteca por compra de vivienda que firmó en 2005 por su condición de miembro de la Asamblea de Caja de Madrid.

Sánchez ha colgado esta noche su hipoteca en la página web del PSOE como anexo a su declaración de bienes tras las informaciones publicadas de que los integrantes de la Asamblea de la caja tuvieron créditos ventajosos.

El líder del PSOE formó parte de este órgano de Caja Madrid, compuesto por más de 300 personas, entre 2004 y 2009 por ser concejal del Ayuntamiento de Madrid.

En el documento, se señala que Sánchez suscribió la hipoteca con Caja Madrid el 15 de septiembre 2005 por un capital de 293.700 euros.

El tipo de interés fue de euríbor + 1,75 por ciento, con una bonificación del 30 por ciento sobre el resultante por ser miembro de la Asamblea.

Este descuento representó unos 60 euros al mes, por lo que, según Sánchez, "el resultante ofrece condiciones similares a las del mercado en 2005".

El 29 de julio de 2009, amplió el préstamo de Caja Madrid con un capital de 318.600 euros -durante 25 años- y un tipo de interés de euríbor + 1,25 por ciento, con una cuota mensual de 1.397,40 euros que se mantiene en la actualidad.

El alquiler mensual por el inmueble hipotecado es de 750 euros.

Sánchez recuerda que los sucesivos convenios colectivos de Cajas de Ahorro -artículos 62.3 y 63.4-, aplicables a Caja Madrid, "establecían que los empleados tendrían derecho a un préstamo para la adquisición de vivienda a un tipo de interés del 70 por ciento del euríbor vigente".

"Estas condiciones se han mantenido inalteradas en los sucesivos convenios colectivos desde el 2003 hasta la actualidad", remarca.

Tras dar a conocer el contenido de su hipoteca, el líder del PSOE ha dicho en su cuenta de Twitter: "Soy un político transparente. Ojalá cunda el ejemplo".

En una rueda de prensa ofrecida hoy en la sede socialista de Ferraz, Sánchez advirtió de que no consentirá que se le vincule con las "prácticas corruptas" que afectan a los expresidentes de Caja Madrid y Bankia, Miguel Blesa y Rodrigo Rato.

"No tengo nada que ocultar, soy un político transparente, con los bolsillos de cristal", subrayó Sánchez en medio del escándalo provocado por el uso de tarjetas de crédito opacas por parte de 86 ex consejeros y directivos de la caja.