El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha confirmado hoy que los alcaldes "no deben temer nada" por la cesión del locales para el 9N, porque es un acto que se sustenta en derechos "fundamentales", y ha aseverado que será el Govern el que haga el recuento general de la votación y dé los resultados del 9N.

Mas ha hecho estas declaraciones en una entrevista en TV3 no anunciada por el Govern y en un formato que no es habitual, pues se ha desarrollado con micrófono ambiente y mientras el presentador y el presidente catalán iban paseando por el Palau de la Generalitat.

Después de que la Fiscalía haya abierto diligencias para investigar si la cesión de locales públicos para la celebración del 9N puede ser constitutiva de delito, Mas ha afirmado que los alcaldes "no deben temer nada", porque lo que se hace con el 9N "es una cosa bien natural y normal", pese a que "nos lo han intentado impedir poniendo palos en la ruedas".

Mas ha defendido que el denominado como proceso participativo se sustenta en derechos de expresión y participación que son "fundamentales".

Preguntado por si cree que habrá una orden de la Fiscalía para que los Mossos d'Esquadra retiren urnas este domingo, Mas ha afirmado que "por poco mínimo sentido común que tengan, cualquier actuación fuera de lugar sería un ataque directo a la democracia y a los derechos fundamentales de expresión y de participación de la gente".

Mas ha asegurado que el recuento general de todos los datos recogidos en los locales de participación lo hará la Generalitat, que también informará de los mismos "probablemente el lunes", al tiempo que ha recordado que fue el Govern el que impulsó este proceso participativo, tras la suspensión de la anterior consulta.

Artur Mas ha dicho que el Govern ha preparado el operativo para que esté "todo a punto" mañana, pero ha subrayado que esto es un "triángulo" en el que hay un gobierno "en la base", mientras que en un lado hay centenares de ayuntamientos y, en el otro, los voluntarios y entidades.

En cuanto a la misiva que quiere enviar al presidente del Gobierno después del 9N, Mas ha admitido que no espera "mucho" de la respuesta, pero que considera que debe enviar esta carta porque "nunca" se debe perder el "concepto del diálogo" ni el de la "convivencia entre Cataluña y España", que, a su juicio, se debería mantener incluso si un día hubiera un Estado catalán independiente.

También ha explicado que a partir de la semana que viene escuchará a todos los partidos soberanistas en Cataluña para negociar unas posibles elecciones plebiscitarias, pero ha reiterado que esto dependerá de si los partidos llegan a un acuerdo para "agruparse", para transformar unos comicios normales en un plebiscito para consultar a los catalanes sobre la independencia.

Tres comparecencias

Por otro lado, el Govern de la Generalitat informará este domingo en el centro de prensa habilitado en un pabellón de la Fira de Barcelona de los datos de participación del 9N a través de tres comparecencias previstas, aproximadamente, a las 14.00 horas, a las 19.00 y las 22.30 horas peninsular.

El Departamento de Gobernación y Relaciones Institucionales de la Generalitat ha informado de la previsión de las comparecencias en un comunicado en el que no especifica quién aparecerá ante los medios de comunicación para ofrecer los datos.

Aunque oficialmente no se haya confirmado quién comparecerá, fuentes del ejecutivo catalán han afirmado que todo apunta a que será la vicepresidenta del Govern, Joana Ortega.

Asimismo, al inicio de la jornada, el Govern emitirá un comunicado para dar cuenta del balance de la apertura de los locales de participación.

A uno de estos locales del distrito de Sarrià-Sant Gervasi de Barcelona está previsto que acuda a votar el presidente de la Generalitat.