Francisco Javier O., un policía nacional de 28 años de Madrid, ha muerto este viernes arrollado por un tren de cercanías tras ser arrojado a las vías por un hombre al que identificaba en la madrileña estación de Embajadores, cerca de la de Atocha, han informado a Efe fuentes policiales.

Ali Raba Yode, el hombre que empujó a las vías del tren a un agente en la estación de Embajadores, en Madrid, insultó y gritó antes a los agentes, por lo que éstos procedieron a identificarle.

Así lo han asegurado a Efe fuentes de la investigación, que han señalado que ese hombre, natural de Costa de Marfil, con numerosos antecedentes y varias identidades, comenzó a insultar en la estación a los policías, de servicio en la Brigada Móvil de transporte urbano.

Ante los gritos e insultos, los agentes procedieron a su identificación, pero el hombre forcejeó con uno de ellos y ambos cayeron a las vías. Francisco Javier O. murió al ser arrollado por el tren, mientras que el inmigrante sufrió heridas de carácter grave.

En concreto, según han informado a Efe fuentes de Emergencias Madrid, el hombre padece un traumatismo craneoencefálico severo y otros politraumatismos a consecuencia del impacto del tren. Ha sido trasladado en estado muy grave al Hospital Doce de Octubre.

Ali Raba Yode tiene 28 años, es natural de Costa de Marfil y cuenta con numerosas detenciones, varias de ellas por presuntos delitos de amenazas y robos con violencia, según han informado a Europa Press fuentes de la investigación.

El suceso ha tenido lugar muy cerca de la estación de Atocha, donde esta mañana un hombre con problemas psiquiátricos provocó la alarma al amenazar con inmolarse con explosivos en un convoy de tren.

En el suceso han tenido que participar, además de Samur, los bomberos de la comunidad de Madrid para extraer los cuerpos de los dos hombres de debajo de las vías del tren.