El rey de España, Felipe VI, expresó hoy sus condolencias al nuevo monarca saudí, Salmán bin Abdulaziz bin Saud, por la muerte de su hermano, el rey Abdalá, durante un encuentro de "unos minutos" en Riad, dijo a Efe una fuente de la Casa Real española.

El ministro de Defensa español, Pedro Morenés, que acompañó a Felipe VI en este viaje, también estuvo presente en ese encuentro con Salmán, en el que ambos le dieron el pésame por la muerte ayer de Abdalá, a los 90 años de edad, tras permanecer ingresado varias semanas en el hospital por una neumonía que le dificultaba la respiración.

Felipe VI está ya en la base aérea del aeropuerto para volver a Madrid tras esta visita que "únicamente tenía el objetivo de trasladar las condolencias del pueblo español al saudí", agregó la fuente.

Dada la naturaleza de la visita, el monarca español "solo ha intercambiado los habituales saludos" con los demás jefes de Estado de visita también en Riad, puesto que "ni el lugar ni las circunstancias" permiten otro tipo de reuniones.

Tanto don Felipe como Morenés se han encontrado en Riad con los jefes de Estado de Jordania, Egipto, Ucrania, Holanda, Suecia y Francia, entre otros, que también han querido transmitir su pésame por la muerte de Abdalá.

El rey y el ministro fueron recibidos por el embajador en Arabia Saudi, Joaquín Pérez Villanueva, y por el gobernador de Riad, Turki bin Abdalá bin Abdulaziz, con quien han mantenido una breve conversación después de aterrizar en el aeropuerto de Riad.