El Tribunal Supremo ha anulado cuatro artículos del reglamento de los Centros de Internamiento de Extranjeros, al admitir parcialmente a trámite los recursos contra el funcionamiento y régimen interior de los CIE.