La Audiencia de Valencia ha estimado el recurso interpuesto por la Fiscalía contra el archivo de la causa contra el diseñador Francis Montesinos por supuestos delitos de abusos sexuales, corrupción de menores, pornografía infantil y tráfico de drogas.

La Audiencia ordena al Juzgado de Instrucción 3 de Llíria, que acordó el sobreseimiento provisional en julio pasado, que se practiquen las diligencias solicitadas por el fiscal y otras que pudieran acordarse de oficio o a petición del resto de partes personadas. Obtenido el resultado de las mismas, el Juzgado instructor tendrá libertad para acordar el sobreseimiento o la continuación de la causa.

Entre otras diligencias, el ministerio público reclamaba el análisis de los archivos contenidos en el disco duro incautado o en el ordenador portátil del modisto valenciano. La Audiencia estima que éstas deben practicarse por no apreciarse "ni desproporción ni improcedencia en su práctica".

La Audiencia recuerda en su auto, facilitado por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV), que en este caso se plantean dos situaciones, una de ellas ocurrida en el chalet de Montesinos y otra en la vivienda de la madre del menor, presunta víctima de los abusos.

El tribunal estima que hay diligencias "contradictorias" puesto que el menor identifica al modisto en algunas de las pruebas y en otras niega lo previamente sostenido.

Así mismo, la Audiencia considera que se produce "una cierta confusión" con otro adulto, al amparo en su momento de Montesinos en su domicilio. Y hay, por otro lado, una actitud "extraña" de la madre, que desmiente al menor, para después decir que le cree o que no, "no aclarándose su posición al respecto".

"Y no es que sea esto determinante", señala el tribunal, "pero sí ha de ser valorado con todo el restante acervo de diligencias, y es importante para el aquilatamiento de la verosimilitud y la credibilidad del menor, y comprobar hasta qué punto puede el menor ser manipulado por los adultos, en un sentido u otro".

Al propio tiempo, coincide con el fiscal en que se constata la existencia de un ambiente marginal, de personas consumidoras de tóxicos y con escasos recursos económicos que tienen "relación estrecha" con el diseñador, así como "la presencia de menores en ese ambiente".

Defiende su inocencia

El diseñador valenciano fue detenido a primeros de junio de 2014 tras haber sido denunciado por Fiscalía en relación con un supuesto abuso sexual a dos menores. Montesinos, tras prestar declaración ante el juez, fue puesto en libertad con cargos y con la prohibición de acercarse a las supuestas víctimas. La presunta implicación de Montesinos en esta causa surgió a través de una persona presa en Picassent desde hace unos meses y que supuestamente estaría relacionada con estos mismos hechos.

El diseñador siempre ha defendido su inocencia en este caso y ha afirmado que la denuncia presentada contra él venía de "infundios completamente falsos y erróneos", al tiempo que se ha mostrado durante todo el procedimiento "emocionalmente devastado" por la "maldad" de las acusaciones.

En esa comparecencia pública, Montesinos también señaló que es "absolutamente incapaz" de las conductas de las que se le están acusando, y recordó su "compromiso personal" con las personas con capacidades diferentes y con la defensa de los más débiles, "a los que vengo apoyando desde hace innumerables años", subrayó.