El presidente catalán, Artur Mas, ha dicho que el caso del expresident Jordi Pujol es "estrictamente personal" y "no va más allá" del ámbito familiar, por lo que no le afecta ni a él, ni a su Govern, ni a CDC, a los que ha desvinculado también de la trama de la ITV por la que está imputado Oriol Pujol.

Mas ha comparecido en la comisión de investigación del fraude y evasión fiscal y prácticas de corrupción política, creada en el Parlament a partir del caso del expresidente catalán Jordi Pujol, del que se ha desvinculado por completo, aseverando que no conocía el fraude fiscal confeso del expresident ni las presuntas prácticas corruptas de Oriol Pujol.

En la primera comparecencia de un president en una comisión de investigación, Mas ha matizado que Pujol no ha dejado de ser su "padre político", pese a la "decepción" que tuvo cuando conoció que había ocultado fondos en el extranjero, pocas horas antes de que se hiciera público, según su versión.

Las aseveraciones de Mas han levantado las críticas unánimes de la oposición, que ha manifestado incredulidad por el hecho de que alegue no saber nada cuando fue secretario general de CDC, además de conseller y sucesor de Pujol. El más contundente ha sido el PPC, que ha pedido directamente la dimisión del presidente catalán.

En toda su argumentación, Mas ha mantenido que no sabía nada de los fondos ocultos de Jordi Pujol hasta que él se lo dijo el 25 de julio, en una reunión que mantuvieron a las 8 de la mañana, horas antes de que se hiciera público el comunicado de confesión.

Mas ha relatado que en aquel momento no se opuso a que lo hiciera público, pese a los perjuicios que intuía que le acarrearían, y sólo le pidió a Pujol que lo comunicara por la tarde, ya que por la mañana se celebraba la reunión de CDC en la que se designaba al sucesor de Oriol Pujol al frente del partido, Josep Rull.

En una comparecencia de cerca de cinco horas, el presidente catalán se ha desmarcado completamente de la fortuna oculta de Jordi Pujol.

"Me puedo equivocar, porque no conozco el origen, pero mi apuesta rotunda es que esto es privado. Y no tiene que ver ni conmigo, ni con CDC, ni con CiU, ni con el Govern que presido", ha sentenciado.

Ha revelado por primera vez que la Agencia Tributaria de Cataluña abrió diligencias al conocer la confesión de presunto fraude fiscal de Jordi Pujol.

Mas ha defendido que dejó de ser un "escolanet" (monaguillo) de Jordi Pujol a partir de 2013 y que previamente, cuando estaba bajo su estela, ha asegurado que no obedeció "ni una instrucción ni una insinuación" en contra de su "consciencia personal".

Concesiones de las ITV

El president ha calificado igualmente de "pulcra y correcta" la actuación del Govern en el caso de las concesiones de las ITV y ha subrayado que, cuando se le pide que intervenga en una deslocalización, él presupone que quien se lo solicita actúa con "buena fe" y que no busca el "aprovechamiento personal".

En este sentido, ha asegurado que continuará interviniendo en procesos para "relocalizar empresas" y salvar puestos de trabajo en Cataluña "siempre que sea necesario".

Ante las preguntas de los grupos, Mas ha reconocido que su padre -ya fallecido- tuvo una causa judicial abierta hace tiempo que después se archivó por su cuenta en el extranjero, en Liechtenstein, aunque ha subrayado que el único beneficiario de esos fondos cuando se regularizaron fue su madre.

En este sentido, ha asegurado que no recibió "ni un céntimo de euro" de dichos fondos y ha asegurado que "nunca", ni él ni su mujer han sido "titular" de "ninguna" cuenta "fuera de Cataluña".

El diputado de ERC Oriol Amorós ha pedido "hacer limpieza" en los casos de corrupción que involucran a CiU y que se admitan errores, mientras que el líder del PSC, Miquel Iceta, ha recordado a Mas que está dando su "palabra" a los catalanes, que han vivido un "escándalo muy grande" con la confesión de Pujol en un "enriquecimiento" que "levanta sospechas".

La presidenta del PPC, Alícia Sánchez-Camacho, ha criticado que diga que "no sabe nada" cuando es el "octavo hijo político" de Jordi Pujol y, en un agrio cara a cara con Mas, le ha pedido su dimisión por "dignidad".

El líder de Ciutadans, Albert Rivera, ha opinado que no es "creíble" que una persona "competente e inteligente" no supiese "nada" sobre la "acumulación de patrimonio" de la familia Pujol y ha advertido de que sería "negligente" si no lo sabía y "culpable" si lo conocía.

El líder de ICV-EUiA, Joan Herrera, ha dicho que Mas pudo ser "o connivente o negligente" y la diputada de la CUP Isabel Vallet ha pedido al president que se replantee su continuidad si realmente no sabe nada de los casos de corrupción.