El Gobierno ha subrayado este viernes que la revocación a la Infanta Cristinade su facultad de usar el título de duquesa de Palma que tenía desde 1997 es un acto que compete "en exclusiva" al Rey y que ha sido refrendado por el Gobierno.

Así lo ha destacado en rueda de prensa la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, que no se ha referido a la supuesta voluntad de la Infanta Cristina de renunciar voluntariamente a ese título, expresada en una carta manuscrita fechada el pasado 1 de junio y cuya existencia ha revelado este viernes el abogado de la Infanta, Miquel Roca.

"Es al Rey a quien corresponde conceder y en su caso revocar la concesion de títulos vinculados a la Corona", ha insistido la portavoz, que ha remarcado que ésa es una "potestad exclusiva suya".

En cambio, preguntada por los derechos sucesorios de la Infanta Cristina --hoy por hoy es la sexta persona en el orden de sucesión al trono-- , ha destacado que le correspondería a ella "proceder a su renuncia".

Previamente, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha expresado su respeto a la decisión del Rey Felipe VI de retirar el título de duquesa de Palma a su hermana la Infanta Cristina.

"Es una decisión de la Casa del Rey que respetamos", se ha limitado a señalar la ministra en declaraciones a los medios antes de inaugurar la XXVI Reunión de Presidentes de Organizaciones Empresariales Iberoamericanas.

Por su parte, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha dicho que no ve posible que pueda ser recurrida la decisión del Rey Felipe VI de revocar a su hermana la Infanta Cristina el título de duquesa de Palma y ha añadido que la misma no afecta a su posición en el caso Nóos, en el que está imputada.

Rafael Catalá ha realizado estas manifestaciones al ser preguntado por los periodistas antes de inaugurar una jornada sobre responsabilidad penal de la empresa de la Cátedra de Investigación Financiera y Forense KPMG de la Universidad Rey Juan Carlos.

"La competencia y la facultad de otorgar títulos nobiliarios es exclusiva del Rey y, por lo tanto, no se me ocurre la posibilidad de que haya impugnación de ese tipo de decisiones", ha dicho al ser preguntado si cree que la Infanta Cristina podría recurrir la decisión de su hermano.

El titular de Justicia ha añadido: "Son actos unilaterales, decretos que el Gobierno refrenda pero que es decisión de la Corona y por lo tanto yo creo que es una decisión que está en ese ámbito del monarca y no tiene ninguna consecuencia en el ámbito procesal en absoluto y por lo tanto no se me ocurre cuál puede ser el ámbito de recurso en ese sentido".

Sobre si esta decisión puede afectar a la posición de la Infanta Cristina en el caso Nóos, pendiente de juicio, ha insistido en que "no tiene ninguna consecuencia pues la participación de la infanta en un proceso judicial es como ciudadana, como persona, y por lo tanto en ese contexto es donde se siguen las actuaciones y no tiene nada que ver el que ostente o deje de ostentar un título nobiliario".