Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El nuevo Ejecutivo La influencia canaria

José Guirao, antes asesor del CAAM que ministro de Cultura

Llega en 2002 bajo la dirección de Franck González y continúa durante la etapa de Alicia Chillida al frente del museo

José Guirao, antes asesor del CAAM que ministro de Cultura

José Guirao, antes asesor del CAAM que ministro de Cultura

El nuevo ministro de Cultura José Guirao no es un desconocido para Las Palmas de Gran Canaria. El 16 de mayo de 2002 el Consejo de Administración del Centro Atlántico de Arte Moderno (CAAM), bajo la dirección de Frank González, aprueba la creación del Consejo Asesor de la institución museística, al que se integra el ahora sustituto del efímero Màxim Huerta, obligado a dimitir este martes como consecuencia de un fraude fiscal. El exdirector del Museo Reina Sofía y de la Casa Encendida volvería a repetir dicha función con Alicia Chillida a partir de julio de 2005 junto a los asesores Ramón Salas, Guadalupe Echevarría, Emma Bedford, Manthia Diawara, Karel Schampers, Saro Alemán y Ramiro Martinez-Estrada.

A Guirao no le cogió una etapa fácil en un CAAM afectado por la salida del escultor Martín Chirino, que se había ocupado de la dirección del museo desde su fundación en 1989, con el PSOE al frente del Cabildo, hasta el 2000, año en que el artista decide cerrar un ciclo tras una serie de desencuentros con el consejero nacionalista Gonzalo Angulo. Franck González toma el relevo y decide la creación de un Consejo Asesor, un órgano que también incluye Alicia Chillida (2004), nombrada por el popular José Miguel Soria, en su organigrama como tercera directora de un museo que representaba, al igual que el IVAM de Valencia. un modelo de descentralización de la cultura en España para satisfacción del programa desarrollado por el gabinete de Felipe González. Al que con el tiempo vendría a ser ministro de Cultura, le toca de cerca la crisis de Chillida con el PP, al que acusa de injerencia política y de no respetar su independencia. El desencuentro se salda con la dimisión de la sobrina del escultor vasco, y con la dispersión del núcleo asesor que había creado a su alrededor.

En un periodo donde la planificación y desarrollo de la cultura no estaba sometida a los rigores presupuestarios nacidos con el declive del 2008, los museos, pese a tener un carácter local, disponían de un consejo de asesor integrado por expertos de prestigio dedicados a establecer la orientación artística, los contenidos de sus seminarios, la política de adquisiciones para la colección, las publicaciones, los convenios con otras instituciones para las coproducciones o la ampliación de sus sedes, entre otras cuestiones.

En este sentido, bajo la etapa de Chillida, con Guirao presente, el CAAM aprobó un programa de exposiciones y talleres que incidian en la orientación tricontinental de la entidad , así como en el estatuto contemporáneo del paisaje y las direcciones actuales de la creación insular.

Por su parte, Franck González recuerda que es importante destacar que el CAAM tuvo a una persona como Guirao entre sus asesores, cuyo conocimiento resultó fundamental. "Hay que tener en cuenta que es un experto con un bagaje nada despreciable de la cultura institucional, tanto para la búsqueda de recursos como para los problemas de agenda. Me parece una apuesta muy opuesta a la de Màxim Huerta".

Compartir el artículo

stats