Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elecciones al Parlamento Europeo

Economía, seguridad, cambio climático... Lo que nos jugamos en las elecciones europeas

Los comicios del 26 de mayo ponen en juego múltiples decisiones que afectan de manera cotidiana a todos los ciudadanos

Banderas de la UE ante el Parlamento Europeo.

Banderas de la UE ante el Parlamento Europeo. Shutterstock

La Unión Europea se encuentra ante una encrucijada decisiva: proseguir su modelo de integración en un espacio común de paz, libertad y bienestar o torcer su dirección hacia un rumbo marcado por el deseo de ruptura de 70 años de trabajados consensos y su reemplazo por políticas de división basadas en postulados ultranacionalistas. Parte de ese dilema está en juego en las elecciones europeas del 26 de mayo, una cita en la que se decidirán los 751 escaños del Parlamento Europeo, 54 de ellos asignados a España.

Mucho ha cambiado la UE y la propia Europa en los últimos cinco años. En 2014, fecha de los últimos comicios que propiciaron la elección del conservador Jean Claude Juncker como presidente de la Comisión, la crisis de la economía de Grecia era el núcleo de las preocupaciones de las instituciones europeas. El Brexit se concebía como una posibilidad disparatada y la amenaza de la extrema derecha estaba en segundo plano. Pero el contexto europeo, y también mundial, ha variado. Toda esa inestabilidad se ha visto incrementada por el papel disruptivo de la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, la desconfianza hacia Rusia, las difíciles negociaciones comerciales con actores como China, el problema del terrorismo, las crisis migratorias y la preocupación por el cambio climático.

"En estas elecciones nos jugamos el modelo de Europa que queremos. El Parlamento Europeo legisla sobre una larga lista de materias con impacto real sobre la vida de la gente"

Jaume Duch, portavoz del Parlamento Europeo

"Nos jugamos el tipo de Europa que queremos a partir de ahora. Si la que apuesta por la integración, con sus retrasos y avances, u otra distinta, con las propuestas de grupos antes marginales pero que ahora están en algunos gobiernos. Son las elecciones europeas más importantes. Que todo el mundo acuda a las urnas el 26 de mayo y decida con su voto qué modelo de Europa quiere", dice el español Jaume Duch, portavoz del Parlamento Europeo.

Duch alude a los partidos ultraderechistas, ya presentes en los ejecutivos de países como Austria, Italia, Polonia y Hungría, y cree que, aunque se están coordinando mal entre ellos, su mensaje ya está ralentizando el proceso de integración europea. Sus expectativas de voto preocupan entre los distintos agentes de la UE, que tratan de desactivar esos discursos de alarma y fractura con una reivindicación de los logros obtenidos en los últimos años, especialmente en el Parlamento Europeo, la única institución comunitaria escogida directamente por los votos de los ciudadanos.

Copy: Proyección escaños

Infogram

Ahí se incluyen asuntos relativos a la protección de la privacidad digital, la ampliación de los derechos de los consumidores, el liderazgo europeo en el combate contra el cambio climático, medidas para garantizar la conciliación familiar-laboral, la lucha contra el terrorismo y nuevas regulaciones para mejorar las políticas migratorias y de asilo. La inmigración es precisamente la materia sobre la que gira la estrategia de las formaciones de ultraderecha. La UE lo sabe y quiere optar por llevar la iniciativa en este asunto, pero siempre a partir del consenso entre países y de garantías que permitan conjugar el trabajo por el cese de la tragedia en el Mediterráneo con los intereses de sus socios.

"La migración es un asunto que está en la agenda de las preocupaciones de los ciudadanos europeos, pero los estudios de opinión también revelan que las sociedades quieren que se hable de reducir el paro o luchar contra el calentamiento global", explicó en un reciente seminario en Bruselas Philipp Schulmeister, miembro del equipo que elabora el Eurobarómetro. "Todas las encuestas nos dicen que los europeos se parecen mucho entre sí y tienen las mismas preocupaciones: políticas sociales, consumo, cambio climático, seguridad... Todas esas cosas se debaten, se votan y se resuelven en Europa. A nivel nacional viene la letra pequeña, pero la partitura principal la da la UE", subraya Jaume Duch.

Campaña #estavezvoto para promover la participación en las elecciones europeas. Oficina del Parlamento Europeo en España

"La política europea no es política exterior, es política de aquí, nuestra. Forma parte de nuestras vidas porque somos ciudadanos europeos", indica Susana del Río, doctora en Ciencias Políticas, experta en el estudio de la UE y miembro del consejo consultivo de FIDE, la Fundación para la Investigación sobre el Derecho y la Empresa. Del Río lamenta que el debate europeo no haya estado más presente en la campaña de las elecciones generales. "Más del 80% de lo que hacemos está directamente diseñado, negociado y decidido a nivel europeo. Por esto, es muy importante que nuestros eurodiputados sean políticos de altura que conozcan la forma de hacer política europea, una política multinivel", añade la docente.

En España, los candidatos de los principales partidos son Josep Borrell (PSOE, Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas), Dolors Montserrat (PP, Partido Popular Europeo), María Eugenia Rodríguez Palop (Unidas Podemos, Izquierda Unitaria Europea), Luis Garicano (Ciudadanos, Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa) y Jorge Buxadé (Vox). El grupo del Parlamento Europeo en el que se ubicarán los eurodiputados de Vox es una incógnita, ya que las formaciones ultraderechistas y euroescépticas se cobijan actualmente bajo tres agrupaciones distintas. Esta fragmentación y división, razonada en el difícil entendimiento de muchos de estos partidos por desacuerdos en cuestiones nacionales, será una de las previsibles características de la próxima composición del Parlamento Europeo, además del fin del bipartidismo habitual (socialdemócratas y conservadores) en la cámara.

"Es muy importante que nuestros eurodiputados sean políticos de altura que conozcan la forma de hacer política europea. No es política exterior, es política de aquí, nuestra"

Susana del Río, doctora en Ciencia Políticas y experta en el proyecto de integración europea

Además, como destaca Susana del Río, se volverá a repetir el proceso de elección del nuevo presidente de la Comisión Europea, sucesor de Jean Claude Juncker. "El proceso que se implementó en las elecciones europeas de 2014, la elección del presidente de la Comisión Europea a través de los 'spitzenkandidaten', candidatos principales elegidos por cada grupo parlamentario en el Parlamento Europeo, tiene que repetirse en estas elecciones europeas. Sería un retroceso que el Consejo Europeo no respetase este proceso democrático para una democracia supranacional europea. Es un proceso que refuerza la legitimidad democrática de la UE", añade esta experta.

Bruselas quiere avanzar en asuntos como la transformación digital y el compromiso medioambiental, temas que espera que ejerzan de palanca para reactivar el interés de los jóvenes por el proyecto europeo. Según los expertos, la coincidencia en España en estos comicios con elecciones autonómicas y municipales hará previsiblemente crecer la participación. "En las elecciones no solo se decide el futuro de Europa para los próximos cinco años, sino para los próximos 15 o 20. Me gustaría que aumentara la participación, pero también la concienciación, y que los ciudadanos se den cuenta de que las razones para votar en elecciones generales, municipales y autonómicas son las mismas para tomar parte en las europeas", concluye Duch.

"En Europa se toman decisiones que nos afectan en nuestro día a día"

MIGUEL PASTOR

Miguel Pastor es uno de los jóvenes voluntarios que participan en el programa 'Esta vez voto' del Parlamento Europeo, concebido para estimular la movilización de este importante sector de población de cara a las elecciones. Nacido en Cádiz pero residente en Tenerife, Pastor tiene 18 años y es presidente de la asociación 'Juventud Europea de Canarias', que organiza diversos actos para dar a conocer la importancia de las decisiones comunitarias en la vida cotidiana de los ciudadanos. "Europa manda a Canarias tanto apoyo que votar el 26 de mayo lo tenemos que ver como un gesto de agradecimiento", dice Pastor, que fue adquiriendo su conciencia europeísta a través de varios intercambios culturales. "Canarias es región ultraperiférica, pero seguimos en el corazón de Europa. Votar es la mejor manera de ser escuchado y, tal y como están ocurriendo los cambios mundiales, el Parlamento Europeo va a ser cada vez más importante para que la unidad y fraternidad del proyecto de la UE se sigan manteniendo".

Compartir el artículo

stats