El nuevo portavoz del Gobierno, José Blanco, ha prometido hoy actuar con "transparencia" ante los medios de comunicación al estrenarse en el cargo en la rueda de prensa posterior al Consejo de ministros, centrada en las turbulencias financieras de los últimos días y en el caso Faisán.

Puntual, el ministro de Fomento ha comparecido en la sala de prensa del Palacio de la Moncloa casi media hora antes de lo que solía hacerlo su antecesor, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Los nervios han estado presentes en esta primera comparecencia del nuevo portavoz. Así, la anécdota de la rueda de prensa se ha producido cuando ha confundido el nombre del baloncestista Serge Ibaka, al que el Gobierno ha concedido hoy la nacionalidad española, por el de Ikea. Pese a este lapsus, José Blanco ha logrado mantener la sonrisa prácticamente a lo largo de toda la rueda de prensa.