La portavoz de CC en el Congreso, Ana Oramas, explicó ayer que la abstención de los dos nacionalistas canarios en el debate de ayer vino motivada porque "las medidas" puestas sobre la mesa por el Gobierno de Zapatero "no están pensadas y responden a la improvisación".

La diputada canaria en Madrid se dirigió al presidente desde la tribuna de oradores para hacerle ver que la rebaja del IVA para la compra de vivienda "solo beneficia a la banca". Oramas indicó que no solo lo opina ella, sino también "los empresarios del sector inmobiliario". A su juicio, el problema no es tanto de precio, sino "de la falta de crédito", por lo que estima que los bancos dedicarán los escasos préstamos hipotecarios que conceden a deshacerse del parque inmobiliario que han atesorado por los impagos de los ciudadanos. "Zapatero ha echado una mano a la banca", señaló.

Ana Oramas afirmó que esta rebaja fiscal sobre la compra de vivienda "no crea empleo", lo que, a su juicio, sí habría ocurrido en caso de que la iniciativa se hubiera dirigido "a la rehabilitación".

Sin engaños

En cuanto a las medidas dedicadas al ahorro farmacéutico, Oramas pidió al presidente que las llame por su nombre y no las "venda como una mejora de la sanidad, porque los ciudadanos están dispuestos a que se les pida un esfuerzo", pero no a que se les engañe.

Sobre la exigencia de mayores adelantos del Impuesto sobre Sociedades, la portavoz de CC en el Congreso de los Diputados explicó que esas cantidades a cuenta deberían revertir en el ejercicio de 2012, pero el Gobierno ha decidido tener ahora el dinero "para gastarlo y que el que venga detrás que arree".

El Congreso de los Diputados convalidó ayer el último ajuste fiscal del Gobierno -que incluye la rebaja del IVA al 4 % para la compra de vivienda nueva hasta final de año- con el único apoyo del PSOE y con las abstenciones del PP, CiU y PNV. De esta forma, el decreto-ley recibió el visto bueno con 169 votos a favor, 7 en contra y 165 abstenciones.

La norma convalidada recoge asimismo la racionalización del gasto farmacéutico y el aumento de los pagos que las empresas con ingresos superiores a 20 millones de euros adelantan a Hacienda a cuenta del impuesto de sociedades, medidas con las que se conseguirán ingresos adicionales de más de 5.000 millones de euros.

Rodríguez Zapatero defendió durante el debate la necesidad de seguir tomando medidas que apuntalen el objetivo de déficit público en un momento en que la economía mundial se ralentiza y las turbulencias en los mercados añaden incertidumbre a la recuperación económica.

Por su parte, el líder del PP, Mariano Rajoy, anunció que si su partido vence en las próximas elecciones prorrogará 12 meses la rebaja del IVA al 4 % para la compra de vivienda propuesto recientemente por el Gobierno.

Durante su intervención en el pleno del Congreso para debatir las últimas medidas del Gobierno, Rajoy criticó que el Ejecutivo sólo proponga la reducción del IVA hasta final de año y añadió que su partido aplicaría la medida sólo para la compra de vivienda habitual y fijaría un tope máximo.

Sobre las medidas de gasto farmacéutico, Rajoy consideró que se trata de "un paso", pero que no es suficiente, por lo que habrá que seguir trabajando "y con urgencia".

En relación con las medidas de contribución a la consolidación fiscal, el líder del PP señaló que consiste en trasladar al momento presente recursos fiscales que se obtendrán más adelante, es decir, "pan para hoy y hambre para mañana".

Para Rajoy, esta forma de actuar supone enviar el mensaje al próximo partido que gobierne de que "el que venga detrás que arree", por lo que criticó lo que en su opinión es una forma de insolidaridad constitucional.

Por último, pidió que las medidas que apruebe el Ejecutivo de ahora en adelante las pacte, "por los gobiernos que puedan venir".