La proclamación de Alfredo Pérez Rubalcaba como candidato socialista ha roto la tendencia al alza en la ventaja preelectoral del PP sobre el PSOE, al recortar en 3,3 puntos la distancia que le saca el partido de Mariano Rajoy, que en unas elecciones generales vencería a los socialistas por 7,1 puntos.

Así lo revela el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas del mes de julio, hecho público hoy, según el cual el PSOE es el único partido que mejora su expectativa de voto estimado, al subir 2,6 puntos respecto a abril y situarse en el 36,0 por ciento, frente al 43,1 por ciento del PP.

En aquel barómetro, José Luis Rodríguez Zapatero acababa de anunciar que no se presentaría a la reelección y Rajoy superó por vez primera al presidente del Gobierno en valoración ciudadana.

Ahora Rajoy le sigue ganando, aunque por menos, sólo una décima, ya que los encuestados puntúan al líder del PP con 3,6 puntos y a Zapatero con 3,5 puntos.

Sin embargo, Rubalcaba, evaluado aún en su calidad de vicepresidente y ministro del Interior, obtiene 4,62 puntos, más que ningún otro líder político, y la misma nota que la actual titular de Defensa, Carme Chacón, quien renunció a competir en primarias para ser elegida candidata del PSOE y es la más puntuada del Gobierno.

Respecto a los otros partidos, IU consigue un 5,1 por ciento en voto estimado (0,1 menos que en abril); CiU 3,1 (un 0,4 menos) y el PNV, 1,0 (baja el 0,3).

La formación de Rosa Díez, UPyD, obtiene el 3,0 (baja un 0,5); ERC, el 1,1 por ciento (disminuye 0,2); el BNG se queda en 0,5 (0,4 menos), CC repite con un 0,5; Na Bai, 0,2 (se reduce otro 0,2) y UPN vuelve a conseguir el 0,1 por ciento.

En voto directo, sin tabular por los sociólogos del CIS, el PP, con un 29,3 en intención de voto, sigue en cabeza respecto al PSOE, que se lleva el 25,9 por ciento.

Respecto a los dirigentes políticos, Josep Antoni Duran Lleida vuelve a ser el mejor considerado, con 4,02 puntos que reducen su anterior 4,17, seguido de Rosa Díez (UPyD), puntuada con 3,95, una nota que aumenta el 3,86 que tuvo en el anterior barómetro.

Al considerar la gestión del Gobierno, sólo el 8,4 por ciento la califica de "buena" o "muy buena", mientras que para el 58,1 es "mala" o "muy mala" y regular para el 31,8 por ciento.

Respecto a la oposición del PP, su actuación es calificada positivamente por el 13,3 por ciento, negativamente por el 53,5 y le resulta "regular" al 29,4 por ciento.

En materias concretas, la política del Gobierno es denostada en materias como el empleo, ya que la tacha de "mala" o "muy mala" el 77,3 por ciento, o la economía en general, porque la ve de forma negativa el 79,5 por ciento.

Respecto al terrorismo, el 28,9 califica la política del Ejecutivo como "buena" o "muy buena", el 27,1 por ciento la ve "regular" y el 37,2 opina que es "mala" o "muy mala".

políticas gubernamentales mejor vistas por los españoles son las de sanidad, "buena" o "muy buena" para el 34,6, "regular" para el 30,2 y "mala" o "muy mala" para el 32,1; las infraestructuras, con un 33 por ciento que las consideran y un 25,4 que las rechazan, y las de igualdad, que el 38,3 valora y el 24,1 las ve mal.

Y sobre la capacidad del Gobierno y la oposición para afrontar los problemas, el 40,2 ve al PP más capacitado que al Ejecutivo en economía, el 35,0 por ciento en empleo, el 35,6 en inmigración y el 34,1 por ciento en seguridad ciudadana.

En cambio, el 35,8 por ciento da más confianza al Gobierno en sanidad, el 33,2 por ciento en terrorismo, el 36,6 en medio ambiente y el 40,0 por ciento en igualdad entre mujeres y hombres.