El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ratificó ayer su apoyo a la implantación del tren en Gran Canaria y Tenerife, aunque no avanzó compromisos presupuestarios concretos. En respuesta a la portavoz de CC, Ana Oramas, durante el Debate sobre el Estado de la Nación, Zapatero garantizó que culminará las cuestiones pendientes respecto a los compromisos con el Archipiélago pactados en el acuerdo de los presupuestos del Estado de este año, particularmente la firma del convenio para la financiación de los trenes en las dos islas capitalinas.

El presidente selló ayer de forma indirecta la nueva etapa de relaciones entre socialistas y nacionalistas canarios y, aunque sin ninguna mención al pacto de gobierno entre ambas formaciones en las Islas, se garantizó el apoyo de los dos diputados de CC hasta el final de la legislatura, que aparentemente piensa culminar en marzo. Zapatero ensalzó de forma enfática el apoyo que le ha venido prestando la formación nacionalista durante los dos últimos años en situaciones y votaciones "difíciles", como el decreto de recortes del mayo de 2010, fecha que tildó de "histórica" porque evitó el rescate de España por parte de la UE.

El jefe del Ejecutivo consideró haber cumplido con la mayor parte de sus compromisos con Canarias en asuntos como inversiones, fondos de empleo, impulso turístico, rebaja de tasas aéreas o la ley de las aguas canarias, y aseguró que en lo que queda de año completará aquellos que tienen algún tipo de medida o desarrollo pendiente. Así, anunció que Fomento tiene previsto "iniciar ya" las reuniones con el Gobierno canario para evaluar los convenios de financiación pendientes, que debían haberse firmado en el primer trimestre de este año. "Sabemos que en Canarias se está produciendo una reflexión sobre esos proyectos y queremos agilizar la toma de decisiones", afirmó Zapatero, señaló en alusión al tren.

Por otro lado, aseguró que el propio ministerio de Fomento está ultimando un calendario sobre negociaciones con distintos países de América y África para cerrar acuerdos que hagan posible la aplicación de la llamada "quinta libertad del aire", es decir, que las rutas aéreas internacionales de esos países puedan hacer escala en Canarias para dejar o tomar pasajeros.

En este sentido, el presidente subrayó que "estamos haciendo muchos esfuerzo para que toda esta política hacia África revierta sobre todo en Canarias, es lo natural, que ese papel que puede cumplir el Archipiélago de gran plataforma intercontinental tenga la traducción en resultados económicos". Se refería tanto a la quinta libertad aérea como a otros compromisos del Ejecutivo, como la creación del Centro Internacional Tecnológico para África Occidental, sobre el que Oramas le reclamó mayor implicación. Zapatero dijo al respecto que en "ya se han dado ya los primeros pasos para su creación y se ha hecho alrededor del Instituto Tecnológico de Canarias".

Aseguró que ya se ha suscrito un acuerdo con el ITC de apoyo al Centro Regional de África Occidental de Energías Renovables, con sede en Cabo Verde. "El objetivo es que el centro se convierta en una referencia internacional de investigación y tecnología para toda la zona de África.

Por otro lado, afirmó que la ponencia técnica de la Comisión Mixta de Transferencias Canarias-Estado está trabajando en la transferencia a la Comunidad Autónoma de la competencia de las políticas activas de empleo, incluida la inspección de trabajo una vez que se apruebe en el Congreso una ley de ordenación.