Todos los grupos parlamentarios han coincido a la hora de hacer balance sobre el discurso de Zapatero en la apertura del Debate sobre el Estado de la Nación.

La portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, cree que José Luis Rodríguez Zapatero no ha aportado ninguna idea nueva para afrontar la crisis y no ha sabido justificar lo hecho en el último año, por lo que ha añadido: "Solo nos resta esperar un nuevo presidente del Gobierno".

Por su parte, el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, ha considerado que el discurso del jefe del Gobierno ha mirado al pasado y ha sido el de un "resignado" y un "compungido" ante la situación de España. Duran ha lamentado que Zapatero no haya concretado las reformas económicas que prevé hacer y ha confiado en que esta tarde, en la continuación del debate, ofrezca algunos detalles.

El portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, ha considerado que el discurso del presidente ha adolecido de "excesivo optimismo" a la hora de hacer un diagnóstico de la situación española.

Llamazares, portavoz de IU en el Congreso, ha asegurado que el discurso le ha sonado a "despedida" y ha lamentado que continúe "erre que erre" en su "pedestal" reafirmando sus políticas, sin tener en cuenta la realidad actual.

La diputada de UPyD, Rosa Díez, ha calificado de "patético" el discurso y ha considerado que su intervención ha sido "un acto fallido y frustrante". Díez ha reprochado a Zapatero sus referencias a las propuestas del 15-M cuando ha dicho que nunca se ha mostrado dispuesto a apoyar algunas de ellas, como la reforma de la ley electoral.