La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha exigido este martes al vicepresidente tercero del Gobierno y ex presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, que ofrezca una explicación acerca de las actividades como comisionista de su hijo Iván, después de que se haya publicado que éste habría actuado como intermediario de empresas en contratos de instituciones públicas andaluzas.

"Lo más importante es que Chaves dé una explicación y eso es lo más urgente que tiene que hacer Chaves", ha declarado Cospedal en una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press. Según ha añadido, el vicepresidente tercero debe aclarar "a qué responde esa figura o esos contratos de comisionista".

Además, la secretaria general del PP se ha referido a las presuntas irregularidades en los ERE y ha afirmado que esta "trama", que es "muy importante", "es el principio del fin del Gobierno socialista en Andalucía".

"Creo que cada vez que se sabe más, cada vez es peor, cada vez que conocemos nuevos datos, cada vez es peor, cada vez que conocemos nuevos beneficiarios, cada vez es peor", ha enfatizado, para defender la necesidad de que "se llegue al fondo del asunto".

DEFENSA DE FRANCISCO CAMPS

Por otra parte, Cospedal ha salido en defensa del presidente de la Generalitat, Francisco Camps, alegando que su partido defiende la "presunción de inocencia". Según ha añadido, se trata de "una imputación por cohecho impropio, que tiene como sanción una multa". Por eso, ha explicado que hay que ir caso por caso porque si no "se corre el riesgo de ser tremendamente injusto".

La 'número dos' del PP ha afirmado que Camps "siempre" ha dicho que aquello de lo que se le acusa "no es verdad" y que él va a demostrar que "ha pagado sus trajes". "Yo creo antes al señor Camps que a la unica prueba de cargo que hay contra él, que es ese famoso sastre, José Tomás, que está acusado de facturas falsas", ha añadido.

Al ser preguntada si dejará la Secretaría General del PP si es elegida presidenta de Castilla-La Mancha, ha respondido: "no necesariamente". Aunque ha admitido que en ese caso sus tareas como presidenta le ocuparían mucho tiempo, "hay personas que son capaces de desarrollar más de una función". Además, ha recordado que el presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, ocupa el cargo de secretario de Organización del PSOE "y nadie le dice nada".