El líder del PP, Mariano Rajoy, ha afirmado hoy que "el debate sobre cambio de caras" en el que vive inmerso el PSOE es "un cuento y una burla a los españoles", un "circo" que no puede permitirse España porque urge la creación de empleo y la recuperación económica.

Los populares, en cambio, según ha destacado Rajoy en la clausura de la convención local del partido en Toledo, no están para "hacer espectáculos", sino para levantar la economía y situar al país en el camino de la recuperación.

A su juicio, ese "circo" no se lo puede permitir el país, pues ahora, en la actual coyuntura económica, el debate que hay que hacer es sobre "un cambio de políticas", ya que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero "no está en condiciones para llevar adelante la recuperación".

"Lo del debate de caras es un cuento, una burla a los españoles", ha recalcado el presidente de los populares antes de instar a sus compañeros de partido, y en especial a los candidatos del PP en las elecciones autonómicas y municipales del 22 de mayo, a que hablen de lo que preocupa a los españoles.

Será la garantía de que el cambio de Gobierno y de políticas que se requiere en España ocurra "pronto" y "en muchos lugares", ha añadido Rajoy.

El PP, como ha reiterado su presidente, es sinónimo de confianza, y así, se ha dirigido a aquellos, muchos, que "dieron su apoyo al PSOE en muchas ocasiones" y que ahora se lo darán a su organización para decirles que "serán muy bien recibidos".

Se demuestra de esta forma, ha explicado, "la esencia de la democracia", la "alternancia", que los ciudadanos castigan al que "lo hace mal" y "premian a aquél en el que confían".

Según ha señalado, él encabeza un proyecto sólido para "todos los españoles", y por esta razón, antes que "un debate sobre un cambio de caras", ha insistido en que lo que necesitan los ciudadanos es un cambio de Gobierno.

También se ha referido el líder del PP a los recientes sondeos que dan la victoria a su partido.

Lo ha hecho para indicar a los candidatos que no hagan caso de esas encuestas y que se centren sobre todo en lo que les dice la gente por la calle.

"Estamos para gobernar, no para organizar circos como el que estamos viviendo en España" por culpa del PSOE, ha sentenciado.