El presidente nacional del PP, Mariano Rajoy, ha expresado este viernes su satisfacción por la resolución adoptada por el Consejo de Seguridad de la ONU en relación con Libia ya que, según ha dicho, se trata de "evitar que haya atentados contra las personas", así como "evitar una masacre contra ciudadanos inocentes".

"Se trata fundamentalmente de evitar que una persona que se erige en juez de la vida de los demás, pueda seguir bombardeando y atentando contra seres humanos y personas inocentes", ha remarcado el líder de los 'populares'. Ha comentado que el PP celebra "que, por fin, la comunidad internacional haya fijado una posición y haya tomado una decisión" respecto a los sucesos del país africano.

Rajoy se ha pronunciado de este modo tras presenciar desde el balcón principal del Ayuntamiento de Valencia la penúltima 'mascletà' de las Fallas de 2011, durante un encuentro mantenido con los medios de comunicación convocado únicamente para dar a conocer la posición del PP en relación con los últimos acontecimientos en Libia y la decisión del Consejo de Seguridad de la ONU.

El responsable 'popular' ha comentado, en este sentido, que "se trata de evitar que haya atentados contra las personas, contra los seres humanos, contra su vida y contra su integridad física", además de "evitar una masacre contra ciudadanos inocentes". "Por tanto, estamos muy satisfechos de la resolución que ha tomado la comunidad internacional y, en concreto, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas", ha declarado.

Tras ello, ha destacado que su formación "estará siempre, con sus aliados", según ha dicho, "los miembros de esa comunidad internacional". Ha explicado que ayer jueves, "a última hora de la noche" y antes de que Naciones Unidas adoptara su decisión, habló con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, al igual que ha hecho esta misma mañana, por lo que ha resaltado que está "informado" de los acontecimientos y las medidas sobre Libia.

POSICIÓN "RECEPTIVA"

Mariano Rajoy ha indicado que Rodríguez Zapatero le ha comunicado que la próxima semana habrá un debate en el Congreso para tratar la posición española y su participación "a la vista de las peticiones que hagan nuestros aliados". Ha asegurado que "el PP está en ese debate" y ha destacado que la posición de los 'populares' será "receptiva" a lo que se plantee en la Cámara Baja.

El líder nacional del PP ha insistido en que se trata de "evitar" que se atente contra "personas inocentes" y ha manifestado que "la obligación básica de la comunidad internacional y de cualquier demócrata responsable, sensato y con sentimientos es defender lo más importante que tenemos en el mundo, que son las personas, su vida y sus derechos individuales".