El coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos ha rechazado este jueves hablar sobre la gestión de los fondos reservados en su etapa como alto cargo de la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior. "Llámenme a la comisión de secretos oficiales y tendrá cumplida respuesta de todas las preguntas", le ha dicho al PSOE.

Pérez de los Cobos ha asegurado, a preguntas del PP, que nunca oyó hablar de la 'operación Kitchen' ni tampoco habló de José Manuel Villarejo ni Luis Bárcenas. Tampoco coincidió en su etapa en Interior con el comisario Enrique García Castaño, otro de los mandos investigados en la Audiencia Nacional.

El portavoz del PSOE, Felipe Sicilia, ha insistido una y otra vez en cuestiones relacionadas con la 'operación Kitchen', una de las piezas de la Audiencia Nacional dentro de la detención del comisario jubilado José Manuel Villarejo y que se centra en el uso de fondos reservados para supuestamente sustraer información sensible del extesorero del PP Luis Bárcenas.

Sicilia ha apelado a la "trayectoria, experiencia y gran reconocimiento" del coronel Diego Pérez de los Cobos para que respondiera a cuestiones relativas a su función como director del Gabinete de Coordinación y Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad, cargo desde el que podía supervisar el uso de los fondos reservados.

Este mando fue cesado el año pasado por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, de su puesto como jefe de la Comandancia de Madrid cuando una unidad investigaba la manifestación del 8M y el inicio del coronavirus antes de declararse el estado de alarma.

"No puedo responder a esa pregunta", ha respondido una y otra vez a las preguntas del PSOE al inicio de su comparecencia en la comisión Kitchen. "No puedo aportar ninguna información sobre la gestión de los fondos reservados", ha insistido en una declaración en la que ha recordado que llegó al Ministerio del Interior de la mano del dirigente socialista Alfredo Pérez Rubalcaba.

Como otros comparecientes la semana pasada, Pérez de los Cobos se ha remitido a la ley de secretos oficiales y a la orden del Ministerio del Interior de 1995 para sostener que la materia sobre la que le preguntaban está clasificada. "Estaría encantado de facilitar cualquier dato que sea de utilidad, pero no podré hacer referencia a aquello que acarrearía responsabilidad penales", ha terciado.

La diputada del PP Ana Belén Vázquez ha reprochado la citación de Pérez de los Cobos porque entiende que busca que sea atacado por grupos independentistas, sobre todo por su papel de coordinador del dispositivo policial durante el referéndum del 1-O y sus servicios en la lucha contra ETA.

También ha pedido la dimisión de Grande-Marlaska por rechazar el ascenso del coronel a general de Brigada, algo que él mismo ha dicho que no había ocurrido antes siendo el número uno de su promoción.

Encontronazo con Rufián

Pérez de los Cobos y el diputado de ERC Gabriel Rufián han protagonizado además un duro enfrentamiento, con continuas interrupciones por parte del congresista y que ha alcanzado su punto culminante cuando le ha preguntado por la actuación policial el 1-O.

Rufián a Pérez de los Cobos: “No me vacile, no está en un cuartel” Agencia ATLAS | Foto: EFE

"¡No me interrumpa!", "¿puedo intervenir sin que me interrumpa?", "voy a intentar contestar por quinta vez", "¿puedo ya contestar?", "estoy hablando yo", le ha dicho una y otra vez De los Cobos a Rufián en su turno de preguntas, en vista de que, cuando intentaba responder, el congresista le cortaba hablando por encima de él.

El rifirrafe ha ocurrido después de que De los Cobos haya eludido hablar de su papel en el manejo de los fondos reservados con los que supuestamente se pagó la Operación Kitchen de espionaje a Luis Bárcenas, alegando que se trata de una materia reservada y que incurriría en delito de hacerlo.

Sí ha dicho, a preguntas de otros portavoces, que, cuando asesoraba al secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez (la persona que desde le Ministerio del Interior coordinó supuestamente la operación), nunca oyó hablar de ese espionaje, en el que estaba presuntamente implicado el comisario José Villarejo, a quien ha dicho no conocer, como tampoco a los comisarios Enrique García Castaño y Marcelino Martín Blas, imputados en Kitchen.

Cuando ha llegado el turno de Rufián y después de que los portavoces de PP y Vox hayan alabado su trayectoria profesional, el diputado de ERC ha preguntado al coronel por esos gastos reservados y, una vez más, De los Cobos ha rechazado contestar, ante lo que Rufián le ha leído un artículo del Código Penal que recoge el falso testimonio en comisión parlamentaria.

"A estas alturas nadie va a pensar que me van a intimidar soltándome un artículo del Código Penal", le ha respondido el coronel, lo que ha desembocado en el enfrentamiento entre ambos, que ha intentado moderar la presidenta de la comisión: "Les insisto a ambos en que guarden el debido respeto", les ha empezado diciendo Isaura Leal.

"No está en una caserna, le recuerdo que está aquí por un hecho muy grave en torno a sus responsabilidades", le ha espetado entonces Rufián haciendo caso omiso a la presidenta, que ha vuelto a llamar al orden ante las quejas, fuera de micrófono, de otros diputados.

Rufián ha seguido preguntando sobre su destitución por parte del ministro Fernando Grande Marlaska como jefe de la Comandancia de Madrid, a raíz de que se filtrara el informe que una unidad bajo su mando hizo para el juez que investigó el 8M de 2020.

De los Cobos se ha negado a responder porque, ha dicho, no era objeto de la comisión, pero luego, a preguntas del diputado del PNV Mikel Legarda, ha mostrado su disconformidad con su relevo apuntando que los ceses deben estar motivados, tal y como fija el Supremo para que "la discrecionalidad no se confunda con arbitrariedad".

Ante su negativa a responder en ese momento, Rufián ha pasado entonces a preguntarle por su papel como coordinador del dispositivo policial en el 1-O y su decisión de "apalear a la gente en un colegio electoral".

"No puedo permitir que se utilicen los términos de apalear a la gente para calificar...", ha comenzado respondiendo De los Cobos, interrumpido una vez más por Rufián con comentarios como "¿se masajeó a la gente?".

"No me deja responder", se ha vuelto a quejar el coronel a la presidenta de la comisión, que ha advertido a Rufián que le quedaban "exactamente 45 segundos" para acabar su turno, pero De los Cobos ha insistido en acabar su respuesta.

"Déjeme responder a una cuestión muy grave que se ha afirmado en esta sala. Las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado llevaron a cabo una actuación ese día que no es el objeto de esta comparecencia, pero yo no puedo dejar pasar por alto que se acuse a dignísimos profesionales que llevaron a cabo una labor dificilísima con absoluta profesionalidad, a que se les acuse de apalear a nadie, porque eso no fue así".

Tras estas palabras del guardia civil, Rufián y De los Cobos han protagonizado un cruce de palabras que ha cortado la presidenta:

Rufián: Vergüenza debería darles. Mil heridos.

De los Cobos: Si hablamos de vergüenza...

Rufián: Dígame, dígame, ¿cuál es la vergüenza?

De los Cobos: Vergüenza algunas cosas que estamos viendo esta tarde.

"Su tiempo termina", le ha advertido a Rufián la presidenta, y el diputado ha formulado una última pregunta sin esperar respuesta: "¿Cómo lleva que no se haya descubierto ni una sola urna el 1-O?".

No ha sido el único agrio enfrentamiento entre De los Cobos y uno de los miembros de la comisión, pues en el último turno la diputada de la CUP Mireia Vehí ha vuelto a criticar su papel en el 1-O.

Vehí ha afirmado que el 1-O "fracasaron" porque se dedicaron a "pegar" y a perseguir urnas "que no encontraron" y ha espetado a De los Cobos que en Cataluña es "un mero mercenario de un Estado que no merece ni vergüenza". La presidenta de la Comisión ha ordenado la retirada de esas expresiones del diario de sesiones ante la negativa de la parlamentaria a hacerlo.

La diputada ha hecho una serie de aseveraciones sobre el compareciente, al que ha calificado de "memoria viva de las cloacas del Estado, ante las que De los Cobos ha respondido que él no admite ninguna alusión que lo vincule con esas cloacas y que él no ha conocido ningún tipo de "guerra sucia" del Estado.