El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas trabajarán "de manera técnica" para intentar elaborar unos criterios de aplicación de la ley de "nueva normalidad" que contempla la obligatoriedad de la mascarillas aún manteniendo la distancia de seguridad de 1,5 metros.

Lo ha asegurado la ministra de Sanidad, Carolina Darias, en rueda de prensa tras presidir por videoconferencia el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, que se ha celebrado en Valladolid y en la que ha comparecido junto a la consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado.

La norma, que se publicó ayer en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y entra este miércoles en vigor, ha sido objeto de análisis en la reunión.

La ministra se ha emplazado al Interterritorial del próximo miércoles para, dentro de ese trabajo para abordar la ley, encontrar un espacio para poder aplicar la norma de la manera más "contextualizada y armonizada posible".

Al respecto, la consejera de Sanidad de Castilla y León ha dicho que la norma nacional sobre mascarillas tiene una redacción muy similar a la que rige en la Comunidad, es de uso obligatorio incluso en los espacios abiertos aunque hay margen para analizar casos concretos