El Frente Polisario ha confirmado que su líder, Brahim Gali, se encuentra en España "por cuestiones humanitarias", relativas a su salud, aunque sin revelar más detalles de dónde está siendo tratado ni por qué enfermedad. La confirmación llega después de que el consejero de la presidencia de la RASF, Bachir Mustafa Sayed, negara ayer la presencia de Gali en España, desmintiendo las informaciones de los disidentes saharauis y de los medios que se hicieron eco del hecho. Mustafa Sayed aseguró incluso que se encontraba ingresado por covid-19 en un hospital de Argelia.

"Gali está en España por cuestiones humanitarias, es lo único que puedo confirmar", ha señalado este viernes en Las Palmas de Gran Canaria el delegado del Polisario en el país, Abdulah Arabi.

Cuanto los periodistas han insistido para que ofreciese algún dato más sobre cómo se encuentra Ghali, Arabi solo ha añadido que le desean "una pronta recuperación" y se ha excusado de no poder hablar de asuntos de salud porque entran "en el ámbito privado".

En la noche del jueves, el Gobierno ya admitió que el líder del Frente Polisario había entrado en España para recibir asistencia sanitaria y atribuyó la situación a "razones estrictamente humanitarias".

Este viernes, el delegado de la organización saharaui no se ha salido de esa escueta explicación al atender a los medios tras visitar la fábrica donde se producen las 1.200 toneladas de gofio que el Cabildo de Gran Canaria envía cada año a los campamentos de refugiados de Tinduf, en Argelia, a través del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de Naciones Unidas.

Abdulah Arabi ha aprovechado su visita para agradecer al Cabildo de Gran Canaria su constante apoyo a los refugiados saharauis y a la búsqueda de una salida a su histórico conflicto con Marruecos a través de las directrices que marcó en su día Naciones Unidas.

Ha reiterado el compromiso del Frente Polisario por seguir buscando una salida pacífica, pero también ha advertido de que afrontan "con determinación" la guerra que, a su juicio, ha vuelto a provocar Marruecos en los territorios ocupados.

"Creo que hemos demostrado durante 29 años que queremos que la vía pacífica sea la solución definitiva, pero también hemos dejado muy claro que la misma determinación que tenemos para que la vía pacífica triunfe la tenemos para conseguir nuestra lucha hasta imponer nuestros objetivos finales de libertad e independencia", ha añadido.

El pueblo saharaui aprecia el gofio

Respecto al envío de gofio, el delegado del Polisario ha recordado que este alimento tradicional canario es muy apreciado por la población saharaui, porque se consumía en el Sahara Occidental durante de las décadas de presencia española en ese territorio debido a la cercanía de Canarias y se ha seguido consumiendo.

La delegada del PMA en Canarias, Ivelina Nunes, ha subrayado que esta donación de gofio es fundamental para el sostenimiento alimentario de los refugiados de Tinduf, debido a su valor nutritivo y su alta capacidad energética.

or arte, el consejero de Solidaridad Internacional del Cabildo de Gran Canaria, Carmelo Ramírez, y el presidente de la Confederación Canaria de Empresarios, Agustín Manrique de Lara, han recordado que producir las 1.200 toneladas de gofio que se envían cada año a Tinduf también supone un empuje para la industria de alimentación de Canarias y los empleos que dependen de ella.