Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las víctimas de Gali claman justicia y exigen su detención

El Fórum Canario Saharaui da por sentado que “se respetará el principio básico democrático de separación de poderes”

El consejero de Solidaridad Internacional del Cabildo de Gran Canaria, Carmelo Ramírez, supervisa el envío de gofio a Tinduf. | | LP/DLP

La Asociación Saharaui para la Defensa de los Derechos Humanos (Asadeh), denunciante en la causa que sigue la Audiencia Nacional contra el secretario general del Frente Polisario y presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Brahim Gali, exigió este viernes justicia ante la presencia del dirigente en España. Su petición fue secundada por el Fórum Canario Saharaui y hasta ocho asociaciones y federaciones españolas de víctimas del terrorismo, con la canaria Acavite a la cabeza. Todas estas organizaciones demandan a la Audiencia Nacional que actúe y lo cite de inmediato a declarar, mientras reclaman explicaciones a la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González-Laya, y al Gobierno de Sánchez.

Aunque la ministra reiteró ayer que se permitió la entrada del político saharaui en España “por razones humanitarias” –versión que ya dio el jueves por la noche–, las víctimas no se dan por satisfechas. Quieren saber cómo y cuándo llegó y que se aclare específicamente si vino con identidad falsa, dado que ven en ello la intención de “esquivar la acción de la justicia”. Asimismo, quieren saber qué papel ha jugado en todo ello el Gobierno español y manifiestan su temor ante la posibilidad de que las “razones humanitarias” supongan la exención de su presentación ante la justicia para responder por los delitos denunciados en la Audiencia Nacional. En este punto, el Fórum Canario Saharaui añade que da por sentado que “se respetará el principio básico democrático de separación de poderes”.

Mientras las víctimas protestaban y la ministra daba someras explicaciones, Brahim Gali, acusado de crímenes de lesa humanidad en una causa archivada de forma provisional ante la imposibilidad de localizarle para citarle a declarar, permanecía ingresado en un hospital que todas la fuentes sitúan en Logroño. El mismo Frente Polisario lo reconocía ayer por la mañana en Las Palmas de Gran Canaria por voz de su delegado en España, Abdulah Arabi, desplazado a Gran Canaria para supervisar el envío de gofio a los campamentos de Tinduf.

El Polisario reconoce que mintió al negar que su líder estaba en España

decoration

La admisión de Arabi supone a su vez la de una mentira oficial con la que la cúpula del Polisario y la RASD trataron el jueves de desacreditar las informaciones que hablaban de la hospitalización de su líder en España tras presuntamente haber entrado en el país con pasaporte diplomático a nombre de otra persona.

Poco más que el reconocimiento de la presencia de Gali en nuestro país lograron arrancar al representante del Polisario los periodistas. “Gali está en España por cuestiones humanitarias, es lo único que puedo confirmar”, dijo. Y aunque evitó entrar en las razones de salud que lo mantienen hospitalizado, porque eso pertenece al “ámbito privado”, le deseó “una pronta recuperación”. De este modo, eludió pronunciarse sobre si el mal que aqueja a su presidente es el coronavirus, como dijo el jueves el consejero de la presidencia de la RASD, Bachir Mustafa Sayed, o un cáncer, como afirma la revista francesa internacional Jeune Afrique.

La jefa de la diplomacia elude aclarar cómo entró el dirigente saharaui en el país

decoration

Por su parte, la ministra González-Laya, tras defender la postura de España en este asunto, subrayando que es “un país responsable con sus obligaciones humanitarias”, evitó también hablar de la naturaleza de la enfermedad de Gali. “Es una cuestión estrictamente médica, pero no voy a entrar en ningún detalle adicional dada la necesidad de guardar la reserva. Me exijo un cierto deber de discreción que voy a mantener al pie de la letra”, comentó.

Durante su comparecencia ayer junto al ministro de Exteriores y Expatriados de Palestina, Riyad Almalki, la jefa de la diplomacia española no aclaró nada sobre las circunstancias que rodean la entrada de Gali en España, como tampoco explicó si ha informado a Marruecos del tema. Eso sí, según informa Efe, consideró que la ayuda médica al presidente de la RASD no afecta de ningún modo al vínculo con el país magrebí, con el que España tiene pendiente celebrar una cumbre bilateral que se aplazó sin fecha el pasado mes de diciembre.

González-Laya sostiene que el huésped “no perturba” el trato con Rabat

decoration

“Quiero dejar claro que para nada esta cuestión ni impide, ni perturba, las excelentes relaciones que España tiene con Marruecos, que es no sólo un vecino y un amigo, sino un socio privilegiado en lo económico, en lo político, en lo migratorio, en lo empresarial y en la lucha contra el cambio climático. Y eso no cambia”, remarcó.

Genocidio y terrorismo

Sin más reacciones políticas ni judiciales, solo las voces de las víctimas mostraron ayer su indignación ante la presencia en el país de Brahim Gali, al que acusan de la presunta comisión de un delito de genocidio, en concurso con delitos de asesinato, lesiones, detención ilegal, terrorismo, torturas y desapariciones. La organización Asadeh pide la reapertura del caso, que denunció junto a tres víctimas –Saadani Maoulainine, Hosin Baida Abdelaziz y Dahi Aguai–, y exige a la Fiscalía de la Audiencia Nacional que se le cite como investigado para interrogarle.

La demanda, interpuesta contra 28 miembros del Polisario –entre ellos Gali– y altos cargos del Gobierno argelino, la admitió a trámite en noviembre de 2012 el entonces titular del Juzgado, Pablo Ruz. Desde esa fecha, la causa se ha archivado en dos ocasiones al no poder localizar a los querellados.

Gali, recuerda la organización, fue ya citado a declarar por el titular del Juzgado número 5 de la Audiencia Nacional en noviembre de 2016, tras difundirse que iba a participar en una conferencia en Cataluña, pero no apareció, y no ha vuelto a pisar suelo español hasta la fecha. También se denuncia en la querella el trato que el Frente Polisario dio en Tinduf (Argelia) en los años 80 del siglo pasado a los prisioneros de guerra y los ciudadanos saharauis, especialmente a los de origen español. Le acusa también de “retener contra su voluntad a miles de saharauis en los campos de Tinduf con la complicidad de las autoridades de Argel”.

Canarios afectados

La Asociación Canaria de Víctimas del Terrorismo (Acavite) y la Federación Autonómica de Víctimas de España (Faavte) condenó ayer la presencia de Gali en España y exigió su comparecencia de inmediato ante la Audiencia Nacional. Esta organización, cuya mayoría de miembros sufren las consecuencias de atentados perpetrados por el Frente Polisario entre 1973 y finales de 1986, consideran a Gali “responsable, como autor intelectual y material, de atentados terroristas con bombas contra trabajadores canarios en el yacimiento de fosfatos de Fos Bucraa, en el antiguo Sáhara español, así como de los ametrallamientos, asesinatos, secuestros masivos y desapariciones en alta mar de marineros canarios”.

Acavite critica el abandono por el Gobierno de los perjudicados por el Frente Polisario

decoration

La presidenta de Acavite, Lucía Jiménez, pidió ayer “a la Justicia,  al Gobierno de España y ministerios implicados, que cumplan cuanto antes con su deber de atender a las víctimas canarias del terrorismo y no a los asesinos del Frente Polisario”. En este sentido, criticó “la subvención de 23 millones de euros que el Gobierno de España otorgó hace dos semanas” a la organización saharaui. A sus demandas se adhirieron las asociaciones de víctimas de Andalucía, Cataluña, Mucia, Extremadura, La Rioja y Valencia.

Toneladas de gofio para Tinduf

Un último lote de 56.280 kilogramos de gofio salió ayer desde Gran Canaria rumbo a los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf, en Argelia, donde la situación de necesidad se ve incrementada ante la falta de financiación que está recibiendo el Programa Mundial de Alimentos de la ONU en su delegación en el país norteafricano. En total, en el último año, el Cabildo insular, en cooperación con la Confederación Canaria de Empresarios, ha llevado hasta el pueblo saharaui en el exilio más de 1.200 toneladas de este producto típico canario. Según el PMA, estos tres contenedores lograrán combatir la hambruna por la que están atravesando los saharauis refugiados de Tinduf. Su representante en Canarias, Ivelina Nunes, explicó que la llegada de este alimento supone “una importante fuente de nutrientes” para esta gente, ayudando a combatir “la malnutrición y la anemia especial”. Todo lo enviado por la Corporación insular ayudó durante 2020 a cerca de 40.000 menores de 82 escuelas y jardines de infancia, que aportarán a su menú diario hasta 350 calorías, 75 más que las que recibían hasta el momento, y añadió que esperan poder llegar en 2021 al resto de la asistencia general alimentaria, no solo al 15% que representan los más pequeños. | C.A.S.

Compartir el artículo

stats