20% DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista al jefe de la oposición en el Parlament de Cataluña

Salvador Illa, sobre Aragonès: "No es posible ser independentista y ser de izquierdas"

El candidato del PSC pide al 'president' que esté "a la altura de las circunstancias" y convoque la mesa catalana de partidos

Salvador Illa

Salvador Illa

-Usted es el jefe de la oposición en Cataluña mientras su partido negocia con el Govern. ¿Es una posición difícil la suya?

-No. Represento a la formación política que ganó las elecciones del 14 de febrero. Los partidos independentistas optaron por renovar un esquema de gobierno que ha fracasado en los últimos años. Nosotros vamos a ejercer nuestras obligaciones como principal partido de la Cámara catalana. Hemos organizado un gobierno alternativo para hacer un trabajo no solamente también de fiscalización del Govern, sino también propositivo.

-¿Cómo se lleva con Aragonès?

-Tengo una relación cordial y correcta.

-¿Cuál debería ser el próximo paso del president?

-Lo que me parece imprescindible es que se ponga en marcha de forma inmediata una mesa de diálogo en Cataluña. Es el siguiente paso tras los indultos, porque es fundamental tener muy presente que el problema lo tenemos entre catalanes. Espero que Aragonès esté a la altura de las circunstancias y convoque esa mesa.

-¿Cuáles serán los principales ejes de la oposición del PSC?

-Hemos empezado ofreciendo cuatro pactos. Uno para vencer al virus, otro para aprovechar correctamente los fondos europeos, otro para renovar los 112 cargos pendientes de nombramiento por parte del Parlament y otro para refundar los medios públicos de comunicación y para sacar adelante una ley electoral. Pensamos también que hay que ampliar el aeropuerto, respetando el medio ambiente. Y también que es imprescindible la apertura de una mesa de diálogo en Cataluña. Son las primeras seis cosas que hemos dado a conocer.

-Se han propuesto algunos objetivos muy difíciles: la ley electoral, la renovación de TV-3… ¿Ve al Govern predispuesto?

-Lo veo lento. Eso sorprende con formaciones políticas que llevan años gobernando en Cataluña, que se conocen mucho entre ellas. Los veo con una falta de claridad de ideas que me ha sorprendido mucho. Aragonès se estrena con un incumplimiento flagrante: se comprometió a presentar un presupuesto para 2021 en su investidura. No lo ha hecho. Cada vez veo en más cosas concretas esta tesis nuestra de que no es posible ser independentistas y ser de izquierdas de verdad. Porque si uno es de izquierdas de verdad no duda en hacer un presupuesto social, en presentar un plan de choque social, en contribuir a generar riqueza en nuestro país. El independentismo es egoísmo, es levantar fronteras donde no las hay. Y la izquierda busca la solidaridad, la generosidad. Y esa contradicción la empezamos a vivir antes de lo esperado.

Compartir el artículo

stats