Estados Unidos podrá traer a las bases aérea de Morón (Sevilla) y naval de Rota (Cádiz) a hasta 4.000 refugiados afganos en virtud del acuerdo alcanzado con el Gobierno español, según han confirmado fuentes del operativo de evacuación y acogida.

El acuerdo es resultado de la conversación telefónica mantenida por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el mandatario estadounidense, Joe Biden, este sábado. A los llegados a España se les estima un "periodo de tránsito" de hasta 14 días, según las mismas fuentes.

Todos los refugiados afganos que lleguen a territorio español por las dos bases de uso conjunto, en lo que el Pentágono llama 'Operation Allies Refuge, serán personas que colaboraron con la presencia norteamericana en Afganistán y sus familias. Ese detalle de las familias no es menor: entre los evacuados por España hay una que tiene 14 miembros.

Después de su estancia en Rota y Morón, estas personas serán trasladadas a Estados Unidos o a otros seis países con los que Washington está acordando su acogida temporal.

El personal civil de las dos bases ha comenzado este lunes a habilitar alojamiento para los refugiados. Se acondicionan dos albergues militares, llamados en las bases "hoteles", que, en el caso de Morón, en el pasado se usaron para alojar a soldados y marines. En la ocasión en que más gente acogió la base, la invasión de la Guerra del Golfo de 1991, el Pentágono metió a 4.000 militares en esos edificios, más 3.000 en carpas adicionales. Ahora, solo en Morón se usarán dos edificios que, dependiendo de la demanda, pueden albergar a hasta 1.500 refugiados en total.

La cifra prevista de hasta 4.000 incluso podría ser simultánea. Dependerá de la cadencia en un aeropuerto, el Hamid Karzai de Kabul, que presenta una sola pista utilizable, lo cual genera un cuello de botella.

Sánchez preside la reunión para coordinar los trabajos de evacuación en Afganistán Agencia ATLAS | Foto: EFE

Los trabajos están siendo llevados a cabo por personal español de la contratista americana KBR, y consisten en la rehabilitación de habitaciones, acometida de aire acondicionado, reparación de baños, revisión de camas, instalación de detectores antiincendios y habilitación de una mezquita. "Por una cuestión cultural", relatan fuentes cercanas a los trabajos en Sevilla, habrá una zona para hombres y otra para mujeres y niños que no viajen en familia; además, una zona de unidades familiares.

Las mismas fuentes estiman que los refugiados estarán en suelo español una media de siete días. Lo primero es extraerlos de Kabul; después, finalizar el papeleo de visados USA, ya en territorio español. Ese trámite comienza en el propio aeropuerto afgano, donde unidades militares comprueban la identidad de quienes huyen. 

Es probable que se use más la base sevillana que la gaditana para recibir vuelos militares y de aerolíneas que el Pentágono ha contratado. El operativo de evacuación prefiere la pista de Morón: es más larga y más discreta. Un oficial norteamericano apodó a Morón "sleeping beauty" ("bella durmiente"), por estar inactiva largos periodos pero tener gran capacidad en días de crisis. Morón ya ha albergado a refugiados otras veces, somalíes, kosovares e irakíes, y siempre en tránsito.

El control anticovid de los evacuados será misión de la sanidad militar norteamericana. Hay previsión de reserva de camas en el Hospital Naval de Rota. También será trabajo americano la recepción de documentos de identidad. Mientras este lunes comenzaba un aprovisionamiento de comida halal y agua en Rota y Morón, los trabajadores españoles de la base aérea se han dirigido a su concesionaria y al nuevo teniente coronel norteamericano del aeródromo, Mark Nexon -tomó posesión en julio- para ponerse a disposición, máxime "al ser una labor humanitaria", relatan en la plantilla.

Militares norteamericanos controlan documentación de refugiados afganos en el aeropuerto de Kabul.

Este lunes llegaron a la base naval norteamericana de Sigonella (Italia) otros 662 evacuados. "Las personas a las que estamos ayudando se unirán a nuestra familia estadounidense. Estamos orgullosos de recibirlos con los brazos abiertos”, ha dicho el capitán de la base, Kevin Pickard, según nota difundida por la US Navy.

La base española de Torrejón prevé recibir este lunes 260 evacuados más procedentes de Kabul y con destino no solo a España, también otros países. El grupo se suma a 566 recibidos hasta la fecha.