El Congreso y el Senado han aprobado este martes sendas declaraciones institucionales de idéntico contenido en las que, además de mostrar su solidaridad hacia todos los afectados por la erupción volcánica en la isla de La Palma, piden al Gobierno y a todas las instituciones que les proporcionen apoyo económico.

En concreto, las dos cámaras legislativas instan al Ejecutivo y a las instituciones a "continuar desplegando el máximo esfuerzo para ayudar a la ciudadanía afectada" y a que "lo antes posible" puedan recibir apoyo económico "con el fin de paliar las consecuencias de la erupción volcánica".

Una vez aprobado con el respaldo de todas las fuerzas políticas parlamentarias, el texto ha sido leído esta tarde al hemiciclo durante la sesión de control del Senado y en el Congreso será dado a conocer igualmente al término de su sesión plenaria.

Los diputados y senadores trasladan todo su "apoyo y solidaridad" a las personas evacuadas, y muestran su especial "cariño" hacia quienes han perdido sus viviendas, sus cultivos y sus bienes.

"El dolor, angustia y desesperación" que están sufriendo, prosigue el texto, "lo sentimos en toda España y pocas palabras podrán servir de aliento en estos momentos".

Eso sí, la declaración hace hincapié en que si bien la erupción del volcán Cumbre vieja es un fenómeno natural, el conocimiento científico y los medios de protección civil han logrado evitar la pérdida de vidas humanas.

Y en este sentido destaca el trabajo coordinado que "desde el primer momento" han llevado a cabo todas las administraciones, sin olvidar a técnicos y científicos, fuerzas de seguridad, del Ejército y voluntarios que "están en primera línea", y las organizaciones que trabajan para ayudar y proteger a los habitantes de La Palma.

En el Senado, la declaración ha sido leída por el secretario primero de la Mesa, el senador canario por Lanzarote Francisco Manuel Fajardo.