Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Negociación

El Gobierno intenta atar a ERC y PNV para poder tramitar los Presupuestos

El Ejecutivo apura las últimas horas de negociación para que no registren enmiendas de totalidad a las Cuentas de 2022 | Cs, Junts y la CUP se suman a PP, Vox y Foro Asturias y presentan iniciativas para tratar de tumbarlas

El hemiciclo del Congreso, en una foto de archivo.

La tramitación de los Presupuestos Generales del Estado de 2022 debe pasar este viernes, a las dos de la tarde, un obstáculo relevante para el Gobierno de coalición: hasta esa hora se pueden registrar en la Cámara baja enmiendas de totalidad a las Cuentas para intentar tumbarlas. Ciudadanos, Junts y la CUP lo hicieron este jueves y se sumaron a las ya presentadas por PP, Vox y Foro Asturias. El impacto en el Ejecutivo de PSOE y Unidas Podemos, sin embargo, fue mínimo. Las que sí temen son las que puedan redactar ERC (13 diputados) y PNV (6). Los dos grupos parlamentarios y sus dirigentes en Cataluña y Euskadi llevan días negociando discretamente con el Gobierno para no tener que dar ese paso. Sobre la mesa, listas de reivindicaciones y una queja compartida con palabras muy parecidas: "El PSOE no se da cuenta de que nos necesita. Solo tiene 155 escaños con Unidas Podemos".

Este viernes por la mañana, republicanos y nacionalistas vascos decidirán si las conversaciones han dado los frutos suficientes como para no presentar enmiendas de totalidad. En el caso contrario, si no han llegado a acuerdos satisfactorios, pueden registrarlas y retirarlas antes de la votación, que se realizará el próximo jueves. En este segundo caso, las negociaciones se podrían alargar durante el fin de semana y hasta el mismo instante que los diputados deban apretar el botón. El reglamento de la Cámara señala que los grupos parlamentarios pueden retirar la enmienda de totalidad en cualquier momento.

"El PSOE no se da cuenta de que nos necesita. Solo tiene 155 escaños con Unidas Podemos", dicen desde ERC

decoration

La ley audiovisual

Absolutamente ajena a las decisiones que tomen los otros partidos independentistas catalanes, en ERC aseveran que son “los únicos” que están negociando con el PSOE. Una pulla enviada a Junts, que finalmente este jueves comunicó que presentará enmienda.

Pese a que ha habido avances con respecto a la situación de hace una semana, Esquerra considera que no son suficientes como para permitir, sin más, la tramitación de las Cuentas. Salvo giro de 180 grados en la modificación de la ley audiovisual, para que se garantice la protección del catalán en las plataformas, la dirección republicana optará por presentar en el registro del Congreso la enmienda, que ya está escrita. Los republicanos se toman muy en serio el paso en sí, y en ningún caso como una simple treta, dicen, para alargar el periodo de negociación. “Retirar una enmienda a la totalidad requiere de una gran motivación política”, apuntan en la sede de los republicanos.

El ingreso mínimo vital

El PNV, siempre poco transparente cuando se acerca la recta final de este tipo de negociaciones, ha manifestado de manera abstracta que hay 27 materias pendientes de ser transferidas, incluidas la del ingreso mínimo vital (una reivindicación también de ERC) y líneas de trenes de cercanías. Itxaso Atutxa, presidenta del PNV de Vizcaya, dijo el martes a Radio Euskadi que Pedro Sánchez "debe tomarse en serio" los retrasos en las competencias.

La portavoz de Junts per Cataluña, Míriam Nogueras, pidió a ERC que no sean "ingenuos" y presenten también una enmienda de totalidad por el "inmovilismo" del Gobierno ante las demandas independentistas, informa Fidel Masreal. "Apurar las últimas horas por un titular sobre la ley audiovisual no es negociar, cerrándolo tan solo con un titular. Es una condición necesaria pero no suficiente", declaró la diputada. Según explicó, ha habido muchas reuniones con el Ejecutivo central, pero no se ha movido y ha tenido una actitud "muy poco seria y rigurosa" respecto a sus peticiones para la gestión compartida de los fondos europeos, el mantenimiento de los fondos estatales covid, los cambios en la ley audiovisual, el traspaso de Cercanías y las garantías del cumplimiento de las inversiones en Cataluña.

La votación del próximo jueves es un trámite decisivo para el Gobierno. En febrero de 2019 no logró superarlo, porque ERC y PdeCat votaron junto al PP y Cs la devolución de las cuentas públicas, y precipitaron el fin de la legislatura. Sánchez acabó convocando elecciones anticipadas el 28 de abril.

Compartir el artículo

stats