El presidente del Partido Popular (PP) de Tenerife y diputado autonómico, Manuel Domínguez, ha presentado este viernes su candidatura a presidir la formación de Canarias con un mensaje de unidad y recuperación de militantes que se fueron a otros partidos y muy convencido de sus propias posibilidades.

"No vengo a fracasar", ha señalado en una rueda de prensa celebrada en un hotel de Santa Cruz de Tenerife en el que ha reclamado un PP "cohesionado, fuerte y con músculo" para volver a tareas de gobierno en la comunidad autónoma bajo el eslogan 'Juntos'.

Ha definido al PP como una "familia de valientes" que ha defendido sus valores cuando era atacado y aparte de atraer a la formación a "jóvenes valores" y afiliados que "miraron a otro lado" y dejaron la formación, se ha comprometido a "mimar y proteger" a los casi 40.000 militantes del archipiélago.

"Estoy ilusionado y dispuesto a darlo todo", ha comentado, dejando la puerta abierta a no concurrir a la alcaldía de Los Realejos en 2023 si sale elegido presidente, pero primero hay que subir este "primer peldaño".

Domínguez ha garantizado que el PP volverá a gobernar en Canarias si permanece unido y aunque no ha ocultado que hay "dificultades" --en referencia a un sector del partido en Gran Canaria que reivindica la presidencia-- cree que al presiente hay que medirlo por su "capacidad" y no por el lugar de procedencia, poniendo como ejemplo que el senador Asier Antona, de La Palma, ya ostentó el cargo.

Ha afirmado que en su carrera política se ha acostumbrado a "subir cuestas" y entiende que ahora el PP "tiene que crecer y rebotar".

No ha descartado que haya una candidatura alternativa a la suya y sobre el rol que puede jugar el presidente del PP de Gran Canaria y diputado autonómico, Poli Suárez, ha dicho que "tiene capacidad" y es bueno que haya personas como él en el partido, y de una manera u otra estará en su equipo al ser presidente insular.

Orientación política

Domínguez ha negado ser el 'candidato de Génova' pues no ha escuchado a ningún dirigente nacional posicionarse con su candidatura pero sí ha aclarado que "por respeto y lealtad" comunicó sus planes a la dirección nacional.

Sobre la posible orientación política del partido si accede a la presidencia ha comentado que "es muy temprano" dibujar una estrategia electoral porque ni siquiera hay estructura orgánica pero ha dejado claro que "el objetivo es gobernar".

El congreso del PP se celebrará los días 22 y 23 de enero en Tenerife y contará con 590 compromisarios, de los cuales 472 serán electos y 188 natos.