Ione Belarra ha achacado el "ruido" interno en el Gobierno a sus socios de coalición. A pocas semanas de alcanzar el ecuador de la legislatura, la secretaria general de Podemos ha hecho balance de los dos años de Gobierno bicolor y ha denunciado que los choques en el seno del Ejecutivo se han debido en su mayoría a que el PSOE se negaba a cumplir con el acuerdo que firmaron Pedro Sánchez y Pablo Iglesias a finales de 2019.

"Demasiadas veces se ha etiquetado como ruido los intentos de Unidas Podemos para que el Gobierno se mantuviera fiel con lo pactado. En realidad era el PSOE el que se estaba resistiendo a cumplir con los acuerdos", ha sentenciado Belarra ante el Consejo Ciudadano Estatal del partido, el máximo órgano entre Asambleas. En la misma línea, la líder morada ha afirmado que "los acuerdos están para cumplirse" y que así lo seguirán exigiendo hasta el final de la legislatura.

Lejos de quedarse ahí, Belarra ha denunciado que "determinados sectores del PSOE" quieren que la entrada de Unidas Podemos en el Gobierno se quede en un "hito exótico", en "algo breve" en la historia de los morados. Momentos antes, ha recordado que los socialistas se abstuvieron tras las elecciones generales de 2016, permitiendo la investidura de Mariano Rajoy; que en otras dos ocasiones intentaron una coalición con Cs; y que, por último, fue necesaria una repetición electoral para consensuar un pacto con Podemos.

Mantener la rebaja

Otro de los mensajes que ha enviado Belarra a sus socios ha sido sobre el precio de la energía. La también ministra de Derechos Sociales ha anunciado que exigirán al PSOE que todas las medidas aprobadas para rebajar el precio de la luz sigan vigentes más allá de marzo, cuando está previsto que caduquen. Los morados quieren que las medidas impulsada para recortar los llamados "beneficios caídos del cielo" que reciben algunas empresas energéticas se prorroguen "el tiempo que sea necesario".

Ante el Consejo Ciudadano Estatal -el máximo órgano entre Asambleas de Podemos- Belarra ha defendido que el recorte de estos beneficios ya era necesario antes de la escalada de precios de la electricidad, pero que en la situación actual ha resultado esencial para lograr "algunas bajadas y sin duda al menos contener subidas". Así, ha reclamado que estas medidas "deben continuar mientras persistan los altísimos precios del gas a nivel internacional" y mientras "sea necesario".

Lo mismo ha dicho de las medidas fiscales. No obstante, en este aspecto el Gobierno de coalición ya ha movido ficha. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, anunció el pasado miércoles que extenderán el paquete de rebajas fiscales durante el primer cuatrimestre de 2022. Por el momento, están aprobadas hasta el 31 de diciembre la bajada del 21% al 10% del IVA, la suspensión del impuesto de generación al 7% que pagan las empresas, y la rebaja del impuesto especial eléctrico del 5,11% al 0,5%, mínimo legal.